domingo, 6 de abril de 2014

Quince razones por las que tienes que visitar La Torre del Visco

Francamente, hacía tiempo que tenía muchas ganas de hacerlo, de empezar una nueva sección dentro de este blog que me acompaña desde hace ya más de cinco años. El 2014 arrancó con un nuevo trayecto vital, y los viajes serán una parte importante de esta nueva realidad. Tanto o más que la moda masculina. Así que poco a poco iré compartiendo algunas de las experiencias que voy teniendo en este nuevo camino, espero que vosotros también compartáis las vuestras.


Aquí están mis quince razones:

 1. Relajarse en el corazón del casi desconocido Matarraña no podría ser más fácil.
 2. Han sabido restaurar un conjunto de edificios, uno de ellos del s.XV con un gusto impecable.
 3. Los jardines del hotel son una oda al buen gusto inglés de sus propietarios.
 4. Los desayunos compartiendo mesa en la cocina son inolvidables.
 5. Su mermelada de limón casera es pecaminosa, pero puedes llevarla a casa.
6. Su oferta gastronómica sostenible es un placer para todos los sentidos, y lo saben.
7. Las flores frescas en cada habitación, es algo a lo que puedes acostumbrarte fácilmente.
8. Pocas casas tienen bibliotecas tan bien surtidas de ensayos, novelas o poesía que tomar prestada.
9. Sus múltiples salones, con sofás y chimeneas humeantes, calman a cualquiera.
10. Perderse en la finca es posible, incluso, con tu mascota, a la que colmarán de atenciones.


11. Jemma, su dueña, se implica en la estancia hasta hacerte sentir parte de la familia.
12. Consiguen que te sientas en casa por lejos que vivas, con un trato personalizado y atentísimo
13. Puedes servirte lo que te apetezca de la bodega, a cualquier hora, a tu gusto.
14. Pierdes la noción del tiempo entre las flores y plantas aromáticas.
15. La vista del atardecer desde las terrazas del jardín es cautivadoras.

 ¿Conocíais esta pequeña joya? ¿Y algún sitio similar que podáis recomendar?
All images from internet. No copyright's violation is intended.

domingo, 23 de marzo de 2014

Una oda al peinado

Es uno de los grandes abandonados de nuestro cuerpo. Cuando pensamos en nuestro estilo somos capaces enfocarnos desde los pies hasta la cabeza, pero pasamos por alto nuestro estilismo en el pelo, con demasiada frecuencia. Loas barbas, los bigotes, las sombras, a eso sí le prestamos atención.



Un exquisito editorial de Thom Priano para la revista MAN of the WORLD resalta la importancia de un buen corte de pelo y un peinado en un hombre. Al final, es algo más que cortarse las greñas, o debería.


Mientras seguimos en la cuenta atrás hacia nuestro gran día, buscamos un estilo que favorecedor, sea además una pequeña declaración de principios. Nosotros, tras mucho pensar, ya hemos encontrado el nuestro y sabemos quién nos ayudará a conseguirlo.

Y vosotros, ¿con cuál os quedáis?

Fotografía: Randall Mesdon
Estilismo: Bill Mullen

All images from Man of the World. No coypright's violation intended.

domingo, 9 de marzo de 2014

Tux Hunting: en busca del esmoquin perfecto

Brioni y Canali
Como muchos sabéis, en unos pocos meses, estaré felizmente casado. Sí, habré pasado por una versión laica de la vicaría, y estaré tan radiantemente contento como arruinado, pero eso es arena de otro costal. Sea como fuere, cuando mi medio limón y yo decidimos qué concepto de boda queríamos para nosotros, evidentemente salimos de las clásicas celebraciones y de los manidos clichés y nos decantamos por lanzar un fiestón en toda regla. Lo que queríamos era festejar nuestro amor, no someternos a una tradición.

Tras muchos meses de búsqueda y análisis, por fin he encontrado qué me quiero poner y es que aunque parezca mentira, los hombres también padecemos una cierta indecisión ante la diatriba de elegir qué ponernos en ocasiones especiales. Incluso cuando tenemos un condicionante claro: tiene que ser un esmoquin. Parecerá mentira, pero hay mucho donde elegir.
Brioni y Lanvin
Así que después de verme horas de desfiles, cientos de fotografías y mucha consideración, como siempre nuestros amigos de Santa Eulalia han podido solucionarme la papeleta: encontrar un buen smoking, actual pero que tenga un cierto recorrido en mi armario, que no es cuestión de calzarme un traje que luego no pueda ponerme en la vida o que cada vez que lo haga, salga en los medios como el nuevo Messi.
En fin, en esos momentos de indecisión, me planteé muy seriamente: ¿solapa ancha o fina?¿negro o azul oscuro?¿patrón estrecho o amplio? Estas preguntas no tienen una respuesta universal, y son de lo más natural…si os enfrentáis a ellas, es que vais por el camino adecuado. Si necesitáis ayuda, pedid la opinión de alguien en quien tengáis confianza. Yo, en cuestiones de protocolo, sé en quién depositar mi confianza.
Saint Laurent y Valentino
No desvelaré cuál es mi smoking, sólo os diré que muy posiblemente, a partir del mes de Julio, me veréis siempre con el puesto. Es de lo más bonito de este mundo, y muy posiblemente será lo último nuevo que tenga en un cierto tiempo. Espero, eso sí, que no me critiquéis por ello.

¿Cuál os gusta más? ¿Os decantaríais por algo más innovador o un clásico renovado?

All images from Internet. No copyright's violation is intended

domingo, 2 de marzo de 2014

Diversión en la oficina: 5 trucos para despuntar en un mundo de uniforme


Posiblemente tú también trabajes en una oficina en la que el traje de chaqueta es obligatorio. Día tras día, utilizas una serie limitada de camisas de tu armario, algunas absolutamente sobrias y otras, de algún modo, un poco más atrevidas. Pero tienes, o eso crees, poco margen de maniobra para poder ‘romper’ moldes. Y no es que tú quieras hacer de tu capa un sayo y convertir tu armario en un estandarte de la modernidad o en un mensaje cifrado al mundo, es que ir siempre igual es a veces, un poco aburrido.
Bien, pues hay mucho, mucho por hacer para ‘divertirte en la oficina’. Aquí te cuento cinco secretos más allá de la corbata, para que no pierdas la elegancia, ni la cabeza, en el trabajo.

Con casi toda seguridad, necesitas llevar americana, pero no siempre un traje de chaqueta, así que atrévete a pasarte al otro lado de la fuerza. Sé que te da miedo, que no quieres parecer uno de esos zombis que parecen daltónicos, pero hay alternativas interesantes y elegantes a la par. La opción más sencilla lánzate a por un pantalón liso en gris, y una americana de cheviot o cuadros de lana. Eso sí, este día no te saques la corbata que fácilmente es lo que une todo el conjunto.

Si no te convence el rollo ‘oxbridge’, puedes apostar por una alternativa casi sin riesgo: el tres piezas sin corbata. Un tres piezas viste un montón, a veces tanto que parecería que más que a trabajar vas a una boda, pero si le quitamos la corbata eliminamos el punto de ceremonia que a veces asusta más. Puedes utilizar además camisas un poco más oscuras, si no vas a ponerte corbata, y en conjunto el efecto puede ser muy interesante.

Ha llegado el momento de dar un paso más, y reconocer que hay mundo fuera del abrigo clásico. Sí, uno puede ir perfectamente con un anorak de plumas – un servidor lo hace casi a diario – o con una casaca un poco motera, aunque estas empiezan a oler a viejo ya. Puedes probar, por ejemplo, con una capa como las de Seseña – no parecerás recién salido de la Baticueva si eso te preocupa -  o un abrigo con un poco más de rollo, como los militares de La Condesa, que pueden ser sobrios y divertidos por igual, y siempre originales.

Atrévete con los pañuelos en el bolsillo, de verdad. Puede que parezca un manierismo en algún modo – según como sea el pañuelo te podría hasta dar la razón – pero si simplemente vas a colores y estampados un poco llamativos pero no exagerados, y lo pones cuadrado para que sobresalga ‘solo la puntita’, el efecto es elegante, fresco y te permitirá salir de los clásicos tonos de oficina.

Por último, y no por ello menos importantes, tus calcetines. El mundo va más allá del gris y del negro en los calcetines, por mucho que te cueste creer mis palabras. No te digo que pongas unos de payaso – que seguramente serían geniales – pero sí que seas un poco más osado en eso. Para empezar, colores teja o rosados son fáciles de combinar con azules y grises de traje, y con zapatos negros y marrones por igual, así que no debería suponer un reto inalcanzable. La idea es divertirse, no sufrir.
¿Por cuál os decantáis?

All images from internet. No copyright's violation is intended.

domingo, 16 de febrero de 2014

Bienvenidos al Paraíso, por Garcia Madrid

Justo al terminar la segunda edición del MFSHOW Men, del que ya hablaremos si os parece más adelante, Garcia Madrid, uno de los favoritos de este blog, hizo una presentación conjunta a los medios e invitados al precioso Círculo de Bellas Artes de Madrid: su última colección y la primera edición de su revista Paraíso. Un desfile independiente, con carácter propio y sin duda, atestado de multitud de seguidores y amantes de Manuel y su exquisito trabajo.

Recuerdo cuando conocí a Manuel. Fue en una presentación que hizo en su primera tienda, en el corazón de Triball. Y precisamente en una jornada de promoción comercial de la zona le conocí. Corría el año 2010, Manuel ya tenía horas de vuelo detrás, dibujando con su talento un hombre cosmopolita pero elegante, mode
rno pero arraigado. Desde nuestro primer encuentro supe, que el suyo sería un nombre que seguiría muy de cerca.
 
Si su presentación el verano pasado en el seno de la primera semana de la moda masculina de España me apasionó, os puedo asegurar que su colección para el otoño próximo me parece un sueño hecho realidad. Su orquestada presentación crecía como un manglar, expansiva: de los patrones más casuales y las telas más básicas a los modelos más formales con texturas inauditas y ricas telas que demuestran su maestría. Y es que Garciamadrid toca todos los palos, y los toca muy bien.

Una presentación plagada de prendas bonitas: capas, chaquetas, smokings, zapatos. Decenas de detalles de buen gusto y modernidad para un hombre renovado, que aprecia la belleza en todas sus formas. Y que ese es precisamente el sueño de Garciamadrid para su revista: el convertirse en un repositorio de cosas bonitas que les gustan, que nos gustan. Bienvenidos al Paraíso.

¿Queréis ver el resto de su colección? No os perdáis detalle aquí