jueves, 17 de abril de 2008

Back Again !



Decía Les Baxter que 'Cualquier buena música debe ser una novedad'. Y es que el que fuera compositor de algunos de los éxitos del magnífico Nat King Cole, tales como Mona Lisa o la archi-versionada Unchained Melody, ya parecía barruntarse lo que se ha convertido en un auténtico fenómeno en los últimos tiempos: EL RETORNO.

En un marco condicionado por una legislación de derechos de autor claramente deficiente para los compositores, y por la piratería amparada en la infinita Internete, los que antaño vivieran de los royalties que les proporcionaban las canciones que los catapultaron a las primeras posiciones de las listas de los más escuchados, se han visto obligados a desempolvar los instrumentos, afinar las cuerdas vocales y subirse de nuevo a los escenarios.

Cierto es que existen roqueros y cantautores anacrónicos, de ayer y, para nuestra desgracia, de siempre, que no han bajado de los escenarios ni si quiera para celebrar su sexagésimo aniversario. Otros, no obstante, tras un demasiado breve período de cura, amenazan con volver como si de un ejército de muertos vivientes se tratase.

En los últimos años hemos visto a algunos grupos que habíamos tenido la suerte de olvidar, como Los Ronaldos, Nacha Pop, Radio Futura y otros tantos, renacer de entre las cenizas. Los que nos regalaran La Chica de Ayer - de hace ya unos años, diría yo - fueron de los primeros en salir del baúl de los recuerdos y subirse al autobús de línea para pasearse por la Península a toque de corneta. Pero son muchos más los que han seguido los pasos de estos estandartes de la ochentena Movida Madrileña. Los últimos han sido Public Enemy, cabezas de cartel del festival Primavera Sound en el que interpretarán exclusivamente temas de su disco It takes a nation of millions to hold us back que lanzaron en 1991.

No se trata de un fenómeno vinculado exclusivamente a la música o la literatura -hay que leer a los clásicos - . Las Converses que calzara Kurt Cobain, los pantalones pitillos, e incluso las famosérrimas Victoria, nos acompañan de nuevo en nuestras reuniones con amigos en las que cantamos Under Pressure pensando que todo vuelve.

Y emulando a una célebre columnista: And I couldn't help but wonder...¿Estamos viviendo una crisis de creatividad o es que el veloz ritmo en que suceden los acontecimientos, nos obliga a tomar puntos de referencia en el pasado?

----

Seems to me that there are definitely too many groups giving us versions of what used to be their very greatest hit. After years of peace in our ears without them, some threaten us with their return.

And as this famous reporter would say: And I couldn't help but wonder...¿Are we living an inspiration crisis or its just due to the fact that the speed of our lives makes us need references from them past?