miércoles, 23 de abril de 2008

Sant Jordi

Una de las festividades catalanas más celebradas, aquí y en tierras paganas, es el Día de Sant Jordi, fecha en que se conmemora la muerte de Jorge de Capadocia el 23 de Abril del 303 – santo que, por cierto, no existió jamás en realidad. La tradición de la festividad de Sant Jordi se remonta al sigo XV y está relacionada con una fábula donde el particular caballero mata a un dragón y salva a una doncella de un destino funesto.
Desde hace muchos años, durante este día, las calles catalanas quedan colonizadas por tenderetes que venden rosas y libros. En algunos de ellos los propios autores firman sus ejemplares. Así como la vinculación con la fiesta de la rosa es clara - la sangre del dragón que matara Sant Jordi en su hazaña teóricamente originó un rosal y de ahí la tradición de regalar rosas a las damas - , el motivo del intercambio de libros es algo más confuso. En principio, se considera el 23 de Abril como el día del libro debido a que el mismo día de 1616 fallecieron Shakespeare y Cervantes. Al parecer, esta coincidencia es falsa, así como los paralelismos que se han encontrado en su obra.
Pese a que muchos pueden encontrar muy parecida esta festividad con la de San Calentín, donde el mercantilismo – hoy una rosa marchita cuesta lo que una orquídea balinesa – ha ensombrecido la tradición, lo cierto es que los catalanes nos sentimos francamente orgullosos de este día, aun cuando los colectivos feministas achacan la diferencia de regalos – rosas para ellas y libros para él – a una discriminación de género encubierta. La tradición ha ido cambiando y, cada día más, las mujeres terminan recibiendo una rosa y un libro.
En cuestiones de fiestas tradicionales, ¿se han convertido los intercambios de regalos en un derecho de pernada adquirido? A tenor de las evidencias referentes a las vidas de los eminentes escritores antes mencionados, ¿tiene sentido mantener esta fecha como Día Internacional del Libro o se trata exclusivamente de una maniobra comercial? ¿Cómo viven los chinos afincados en Cataluña una festividad que conmemora la muerte de su animal sagrado?

1 comentario:

Xavier Ferrer i Sandoval dijo...

Ondia! un nou Sant? San Calentin, jaja , en que deus estar pensant! Bona diada maco