martes, 6 de mayo de 2008

El MUT

A un paso de los jardines de Gracia, muy cerca del mítico Imperator, hay un pequeño restaurante llamado Bar MUT. Este insólito rincón de Barcelona merece una visita de aquellos amantes del buen comer a los que no les importe comer en un taburete, en un ambiente joven e informal a un precio muy razonable.

Raciones de altísima calidad, un servicio atento y una bodega que no tiene nada que envidiar a los más estrellados restaurantes de la ciudad - con más de 200 referencias - parece ser la fórmula magistral de este oasis que suele estar abarrotado de bon vivants. Para los más atrevidos, la carta de Desayunos con cubiertos incluye todos los incunables de nuestra gastronomía popular perfectamente preparados y acompañados con una maravillosa selección de Jazz y un zumo de naranja. Los amantes del aperitivo dicn que su vermut es tan recomendable como sus platillos.

Abierto por primera vez en 1938 y reinaugurado en el último año, este restaurante es de los pocos en los que una consumición viene acompañada de algo más que los posavasos dorados.

Si hay excusas para saltarse de vez en cuando la operación bañador, sin duda alguna el Bar MUT es una de ellas. Prestad atención, eso sí, a la nevera perfectamente conservada, una belleza.