martes, 13 de mayo de 2008

Poesía eres tú




Este fin de semana, aprovechando que mis padres visitaban Madrid, he tenido la oportunidad de realizar una auténtica inmersión cultural sumergiéndome en las diferentes exposiciones itinerantes que han tenido a bien acampar en Madrid. Os enseño qué es lo más fascinante de la agenda cultural madrileña, hoy.

El Museo del Prado nos obsequia con una retrospectiva sobre el insigne Goya. Tras recopilar las obras más destacadas de este prolífico pintor, tanto las pertenecientes al fondo del museo, como las provenientes de colecciones privadas – Familia Abelló, y otras – u otros museos del mundo, han creado laberinto de cuadros y bocetos para mostrarnos las diferentes etapas que han marcado la vida del pintor. Lamentablemente, la exposición se sitúa en el antiguo recinto, que no está correctamente acondicionado para exposiciones itinerantes, de modo que el visitante se pierde por recovecos, salas y antesalas, buscando un orden poco definido.

El Museo Thyssen de Madrid alberga una exposición sobre el polifacético artista italiano Amadeo Modigliani. Con una escueta pero muy acertada selección de obras, el museo ofrece al público una visión muy íntima del pintor y escultor de Livorno y la influencia que sus coetáneos y amigos vanguardistas tuvieron en su vida y su obra. Ubicada en su mayor parte en la ampliación del museo, la muestra se sigue fácilmente y es un auténtico deleite para los sentidos. No hay que olvidar que la mitad de la exposición está en la Fundación Caja Madrid.

CaixaForum ya posee una oferta cultural de altísimo valor, con sólo dos meses desde su apertura. Tras pasar el Jardín Vertical, una auténtica maravilla viviente, el visitante puede deleitarse con una compilación de obras Barrocas con temática religiosa procedentes de la Galería Uffizi - entre las que destaca “La Virgen con el Niño” de Sandro Botticelli -, así como con la inmersión en el Art Nouveau de la mano de Alphonse Mucha, el genio francés, a partir de sus carteles, dibujos, cuadros e incluso joyas.

La Casa Encendida, por su parte, presenta una exposición de fotografía de la artista holandesa Ellen Kooi: Dentro por fuera. Sus instantáneas, aparentemente casuales, se enmarcan en su holanda natal y son el resultado de un cuidadoso proceso de preparación que incluye dibujos, modelos e instalaciones específicas resultando tan atractivas como inquietantes.

¿Somos todos capaces de emocionarnos con las obras de arte? ¿Existe realmente la poesía visual, o es algo que proyectamos nosotros mismos? ¿Qué valor tiene una obra de arte?