lunes, 30 de junio de 2008

La piedra...

Ganamos. Eso es lo único que hoy verdaderamente importa. España venció a Alemania en la final de la Urocopa celebrada ayer. Enhorabuena! Después de 44 años, y contra todo pronóstico, por fin España ha subido al podio en esta singular competición.

Después de esta realidad con la que coexistimos, resulta inútil intentar trasmitir o sentir nada que no esté íntimamente relacionado con una exacerbada felicidad por la soberanía futbolística de la selección española. De hecho, el entusiasmo se propaga por nuestras calles, inundando bares y salones, hasta convertir a los paganos en la religión del fútbol o a los extranjeros en auténticos hinchas de la selección roja y gualda. Increíble pero cierto.

Este pasado fin de semana un heterogéneo grupo de personas llegó a España para celebrar una fiesta en lo que fuere un prometedor fin de semana de verano en la Ciudad Condal. Y así fue. Hormonas, calor y alcohol fueron los ingredientes principales y se articulaban alrededor de conversaciones fatuas tales como: la inminente victoria de España en la final de la Eurocopa. Bueno, hubo quien vaticinó el resultado, si no recuerdo mal.

Como decía la canción, ‘cuando llega el calor, los chicos se enamoran…’ y florecen las relaciones caducas, de verano. Como en cualquier reunión, hubo flirteos, líos y promesas seguidos de cotilleos varios. Entre los efluvios del alcohol se iban repitiendo las escenas que habitan en nuestros recuerdos. ¿Acaso somos siempre tan previsibles o es solo cuestión de sexo?

En cuestiones del amor, ¿seguimos teniendo tres meses de vacaciones de verano? ¿Tras innumerables relaciones esporádicas, de verano y de invierno, de larga y de corta distancia, somos capaces de aprender la lección o seguimos tropezando siempre con la misma piedra?

viernes, 27 de junio de 2008

Una canción en la UROCOPA

Hace unos meses, España entera se dividió a raíz de la elección de una letra para el himno nacional que hasta la fecha sigue siendo meramente instrumental. La letra del que sería el himno a la bandera generó controversia por unas rimas de dudosa calidad que surgieron tras un proceso de selección entre 20.000 propuestas. Finalmente, el Comité Olímpico Español decidió retirar la letra del proceso de referéndum popular en vista de las críticas que recibió desde el primer momento, a pesar de que el pueblo no siempre prefiere la calidad, como se demostró en la elección del representante a Urovisión.

Ayer, tal como vaticinaron los Mojinos Escocíos y Mariano Rajoy, , España ofreció un espectáculo sin parangón en la UROCOPA. En noventa trepidantes minutos, la selección española de fútbol escribió una nueva página en la historia del deporte nacional con una demostración de buen hacer. Enhorabuena! El próximo domingo se celebrará la final contra Alemania, un rival ya conocido y difícil de vencer y el país entero se paralizará nuevamente hasta el fin del campeonato.

Tras la victoria de ayer, las calles y las plazas se atestaron de gigantes y cabezudos sedientos de fiesta y jolgorio en plena bacanal. Petardos, fuegos de artificio, trompetas, tambores y gritos de júbilo, cualquier cosa para celebrar una merecida victoria en el terreno de juego.

En una competición deportiva dónde se representa un país, ¿qué debería cantarse si se consigue la victoria? ¿Cuánto más tendrá que esperar España para tener un himno nacional no a-letrado? ¿Podría resumirse la voluntad nacional en tres palabras hicieran nuestros fraternales vecinos?


miércoles, 25 de junio de 2008

Operación MAR-BELLA

Cuando uno busca una frase célebre relacionada con Marbella en la magnífica wikiquote, se encuentra únicamente con dos citas igualmente casposas: una de Jesús Gil y la otra de Jiménez Lozanitos. Lo cierto es que la fiebre del oro que llevara a esa próspera ciudad Malagueña al tier 1 de los destinos de los más ricos, se pasó y sólo dejó arenilla blanca. Hoy, en Marbe-town, no quedan más que las migas de lo que fue y ya no es; no es más que un banco de pueblo, el banco del ‘si no fuese por’. Si no fuese por Jesús Gil, si no fuese por el escándalo inmobiliario, por la pareja Cachuli – Pantoja, por el astro sol, por los ingleses…una de las ciudades más importantes del Costa del Sol, es hoy una pequeña y provinciana ciudad de quejidos y lamentos en los albores del Norte de África y del Sur de Europa: Marbil-la.

Situada a escasos quilómetros del pijérrimo Puerto Banús – hoy colonia de jeques y rusos con prostitutas silicónicas de segunda división -, Marbella ofrece unas playas plagadas de supervivientes de la batalla de Waterloo –del lado inglés claro, los franceses se quedaron en Deauville – y un ambiente lúdico festivo poco recomendable, a mi entender. Eso sí, el buen tiempo está casi asegurado.

Hace dos semanas, en una pequeña incursión en ese recóndito califato, aún con ese desolador panorama, conseguí curarme de esa permanente astenia primaveral que se agarra a los huesos a la espera de un retiro. Tras unos días de playa, una experiencia casi religiosa en la Feria de Marbella – aquello era un campo de minas absolutamente plagado de gitanos y otras tribus sin pundonor alguno a los que combatimos ferozmente cantando a pleno pulmón y bajo los efectos del helio – y un reparador sueño, menda volvió a la deseada normalidad. Amigos, le debo mi pelo a Marbella! Ni más más, ni más menos!!! Y es que Marbella está en un enclave estratégico y en su arena se pueden ver los reductos de un paraíso ya olvidado.

¿Florecerá de nuevo ese cráter sin parangón convirtiéndose en lo que verdaderamente podría ser o la huella de la catástrofe es indeleble? ¿Aprenderemos de nuestros errores pasados o seguiremos destrozando la costa mediterránea a golpes de ladrillo y asfalto?

lunes, 23 de junio de 2008

La buena mala suerte...

Tres amigas mías debían reunirse en Londres el pasado jueves para acudir el viernes a una fiesta que, como cantara Mari Trini, era de ‘Alta cuna y de Baja cama’. En el seno de la campiña inglesa, a un tiro de piedra de una de las cunas de nuestro saber – Oxford – un pequeño aristócrata inglés celebra anualmente una fiesta en su no-tan-pequeño castillo: Stanway House . Ala norte y ala sur, un estanque, ermita ad hoc y varios valles y cumbres borrascosas, componen el escenario perfecto para una fiesta a la que acuden famosos – Hugh Grant - y no tan famosos – mis amigas.

Para mi desgracia, eso suponía que en mi incursión de un día a Madrid, no podría ver a mis amigas habida cuenta de que estarían enseñándole a Londres que la Winehouse no es la única que sabe marcar el tacón en el asfalto pommie.

Al parecer, siguiendo los designios de un dios menor, la fortuna quiso ver mi suerte cambiar. Por razones distintas, ninguna de las tres pudo embarcar al avión que la llevara a Londres y, de hecho, tuvieron que retrasar su salida un día entero. La primera, Marina, en el aeropuerto de Madrid, no pudo embarcar por tener el DNI caducado. Tras una carrera por las red de carreteras de la comunidad, consiguió llegar de vuelta al aeropuerto antes que el avión saliese con el pasaporte, también caducado, en mano. Gabriela, por su parte, no pudo salir tampoco por culpa de un sobrecargo malicioso que le prometió ir a buscarla donde ella esperaba a ‘su amiga por si llegaba’ y una vez Marina llegó a su lado, ambas pudieron ver cómo se alejaba el avión con el sobrecargo, y sus esperanzas de llegar a la fiesta. Lila, en Barcelona, repitió la escena de Marina con una documentación caducada. Casualidad?

Evidentemente, yo me beneficié de esa conspiración planetaria para que ambas perdieran el avión y pude celebrar su estancia en tierra con la energía que se merecía una sorpresa tan agradable!

¿Qué tipo de mente perversa genera escenarios de stress de este tipo? ¿Es de este tipo de casualidades, de las que se protegían los antiguos con amuletos? ¿ Suponen siempre las desgracias de uno la alegría de otros?

jueves, 12 de junio de 2008

Qué alegría cuando me dijeron…

Un e-mail. Una frase. Una sensación de alegría descontrolada. Y es que eso ha sido exactamente lo que he sentido hoy cuando he abierto mi correo electrónico tras una semana draconiana preparando una reunión que no parecía llegar jamás y cuyo resultado ha sido asombrosamente favorable.

Lo cierto es que tenía varias buenas noticias: Una buena amiga se casa pronto (Felicidades preciosa!), tengo las entradas para el concierto de Coldplay, otra amiga expatriada vuelve a casa como el Almendro (Bienvenida!) …pero nada de eso es el origen de esta sensación tan colosal. Es mi asesor fiscal. Sí, al abrir el correo que mi gestor me ha mandado, he visto que Hacienda tenía a bien devolverme una suma de dinero nada despreciable! Bien! Hacienda somos todos!! Bien!!!! Resulta curiosa la sensación de festejo y de alegría que te embarga cuando la Agencia Tributaria te devuelve un dinero que i) legítimamente es tuyo y ii) les has adelantado previamente…En cualquier caso, no quiero mitigar esta alegría que arde en mi entrando en este tipo de elucubraciones y pensamientos sin rumbo.

Después de una semana infernal, de un año de trabajo leonino y de una política de ahorro fiscal restrictiva, he recogido los frutos de mi siembra y podré irme de viaje a ultramar como quería…Qué se prepare el mundo carioca porqué iré con los bolsillos llenos. Viva Brazil. Arriba España!

¿Seguirá Hacienda siendo tan ecuánime el año próximo o pretenderá sangrarme más con la excusa de la recesión? ¿Podremos sustentar este sistema fiscal con los niveles salariales que existen ahora?

miércoles, 11 de junio de 2008

Los camiones

Mientras España se estremece por la aparente ausencia de productos frescos en los lineales del supermercado, comprando compulsivamente víveres a la espera de unas guerras púnicas que no llegarán y buscando carburantes como si los piquetes de los camioneros anunciaran el Apocalipsis, un pequeño grupo de gente permanece inmune a las amenazas inminentes e incluso llega a beneficiarse de el paro del sector del transporte. Sí, habéis leido bien: hay esperanza para algunos de nosotros.

Ayer, en medio de una febril jornada de trabajo, conseguí al más puro estilo Don Corleone que llegara un material vital para una producción cinematográfica de Madrid a Barcelona...un material cuyo transportista original había decidido no desplazar...Con un telefonazo hice dos pájaros de un tiro: una amiga vino a Barcelona de gratis y otra recuperó su material a tiempo contra todo pronóstico. Viaje gratis y felicitaciones en el trabajo. Hay algo mejor que una sorpresa así?

El mundo de los favores es curioso...Empieza uno concediendo un minuto de gracia y termina convirtiéndose en una cadena de 'hoy por ti y mañana por mi' que le hace la vida a uno mucho más agradable y que nos esclaviza en el futuro a devolver lo que hemos recibido. Justicia o Avaricia?

¿Qué sería de nosotros sin la buena voluntad de la gente que nos hace favores?¿Los favores están en contra de la meritocracia o son un efecto de ésta?


martes, 3 de junio de 2008

Del salón en el ángulo oscuro…

Decía Gustavo Adolfo Bécquer: Del salón en el ángulo oscuro, de su dueña tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo, veíase el arpa […]. Sería incapaz de decir cuantísimas veces he recordado estas sabias palabras para mis adentros; esta vez, no obstante, cobran un sentido especial. Hoy quiero homenajear a una de las grandes divas de la canción, en cuyas cuerdas duermen miles de notas desde hace un tiempo…CHER.

Lo cierto es que esta mujer, que ha conseguido que la ciencia avance de forma increíble gracias a los experimentos en su cuerpo, permanece a los 62 años de edad eternamente joven y lista para dar guerra. Tras unos años de retiro, Cherlyn Sarkisian – cantante, compositora, actriz y diseñadora – anunció el pasado febrero que volvería a clavar el tacón en los escenarios y ya está actuando en el Caesars de las Vegas. Señoras y señores: el arpa se despereza.

Con más de 250 millones de discos vendidos en solitario (75 más junto con el melodramático Sonny), un Oscar, un Emmy, un Grammy e incluso globos de oro a sus espaldas, este icono del Pop parece que nos sorprenderá a finales de año con un nuevo disco. Pionera en el arte de reinventarse, ha coqueteado con el Soul, el R&B, el Pop y el Dance, Cher pasó de la lista de las más vendidas – su single Believe fue un auténtico boom mundial y con más de 20 millones de copias vendidas es el tercer hit más exitoso del planeta cantado por una mujer - a ser prácticamente olvidada por los reyes del plato tras su retiro pero, afortunadamente, pronto su música volverá a recordarnos los días de brillantina y lamé mientras nos lanzamos a las pistas de baile hasta el amanecer. Esto promete, sí señor.

¿Cuándo nos embrujará de nuevo esta diva con sus artes? ¿Será un Confesión on a dancefloor o un Hard Candy? ¿ Cómo nos sorprenderá esta camaleónica mujer del renacimiento?

lunes, 2 de junio de 2008

Una de cal y una de arena

Ayer por la noche, mientras en la parisina Rue de Babylone fallecía el último gran maestro de la moda vivo – Yves Saint-Laurent moría a los 71 años víctima de un cáncer devastador - yo recibía un jugoso e insospechado premio.

La cosa fue así….

Casualmente, entré en una sala de juegos en Madrid acompañando a una amiga que iba a comprar tabaco…mientras la esperaba, casi en la puerta, sentí la tentación de apostar 10 céntimos de euro. Los metí en la rendija y tras presionar el botón, plas, 3 euros de premio. UAU! Eso ya resultó excitante!!

La razón diría que uno debe parar en esa situación. Posiblemente, la probabilidad de ganar de nuevo 3€ por cada 10 céntimos invertidos es francamente baja. Para mi sorpresa, en menos de 3 minutos, terminé ganando con esos 10 céntimos 83€ en total. Inesperados. Bienvenidos. Sonoros!!

Mi reacción fue igualmente sorprendente! Me puse a llamar a mis amistades y, evidentemente, todos se alegraron por mi. Mi familia, no obstante, subrayó, tras la consabida enhorabuena, que debía comprar algo con ese dinero que me hiciera recordar que era fruto del juego y olvidar, sin la menor dilación, la ubicación del bar y la dinámica del juego. “Eso engancha”, sentenciaron. Posiblemente tengan razón.

¿Cuándo nos convertimos en esclavos del azar? ¿Hasta qué punto, las personas que invierten su dinero en su trabajo, no dependen de la buenaventura? ¿ Cuando tendremos la suerte de tener entre nosotros otro genio como el difunto Yves? ¿Dónde se encuentra la barrera entre el profesional ocupado y el esclavo de su trabajo?