lunes, 29 de septiembre de 2008

Gold-Finger!

Pueblan los periódicos noticias que bosquejan un inminente hundimiento del sistema bancario actual. Cual flota fenicia, el sistema bancario español ha vivido años de fulgurante esplendor, con el descenso de los tipos de interés, practicando la usura a unos clientes ávidos de consumo. En los días que corren, mientras el mundo se estremece tras el terremoto de las subprime americanas, los bancos más ambiciosos reciben un castigo bíblico. Los últimos serán los primeros.

Tras históricas debacles financieras y con el abandono del patrón oro, el sistema bancario internacional, europeo principalmente, constituyó un comité supervisor conocido como Basilea en el que se establecían las best practices de la industria y se regulaba el tratamiento y la medición del riesgo, entre otras áreas de actuación. Entre las múltiples regulaciones que han emanado del comité destaca la definición de una metodología de cálculo uniforme para el cálculo del coeficiente de caja es decir, el cálculo del porcentaje de pasivo bancario (depósitos bancarios, cuentas corrientes, etc.) que la entidad debe disponer en líquido para hacer frente a sus obligaciones con sus prestatarios en caso de impago de los créditos y préstamos concedidos a terceros. Dicha metodología se estableció en aras de garantizar un pago mayoritario de los pasivos en caso de retirada generalizada tras un pánico financiero.

Pese a dicha regulación, el impacto del sostenido aumento del precio del petróleo en los últimos años, el aumento de los tipos de interés interbancario unido al elevado índice de endeudamiento de las familias y al hundimiento del sector de la construcción-inmobiliaria, motor principal de nuestra economía nacional, han impactado significativamente en las cuentas de resultados de unas entidades financieras más preocupadas por el precio de la acción que de garantizar un servicio.

¿Qué hay de cierto en los reiterados avisos de pánico financiero en los mercados que publican unos medios de comunicación no especializados? ¿Somos nuevamente víctimas de demagogia económica con fines electoralistas? ¿Cómo discernir qué parte de la información es verídica y cuál es veraz?
---
All media show us an unavoidable crisis in the financial market that may drive all our economies in a way with no return. There is a lack of information concerning the international regulations on credit risk that happens to be a corner stone in the real understanding of the current environment but everyone seems to have an opinion to set up a dogma.

¿Are the panic attack warnings that some biased and generalized media keep publishing real? ¿Are we victims of financial demagogy due to politic affairs? ¿How can we discriminate what is real from what is not?

jueves, 25 de septiembre de 2008

Fol - clónicos!!

Si hay algo que caracteriza nuestro carácter carpetovetónico más allá del fanatismo taurino, las soleares o nuestra gastronomía más internacional, es sin lugar a dudas nuestro recurrente y mediático folclore nacional. Acuñado en 1846 por William Thoms, el término Folclore denota la expresión de una cultura, o incultura, y el variado formato de la expresión incluye desde la danza hasta la artesanía popular. Encierros taurinos, procesiones y paellas populares o las sonoras marchas de gigantes y cabezudos son algunos de los ejemplos típicos de un himno a una bandera sin letra que se reproducen en el más ignaro rincón del país.
Personalmente, me resulta especialmente curiosa esta última manifestación: los gigantes y cabezudos. Sus primeras referencias datan del s XIII en Pamplona y tienen un marcado carácter satírico al enfatizar ciertos rasgos con las deformidades de sus protagonistas mientras, por supuesto, congregan centenares de jóvenes y mayores en todos los rincones del planeta. Las calles atestadas, el incesante sonido de los poco talentosos tamborileros y incisivos los flautines no disuaden a las masas expectantes que atestan las calles a la espera de las orgullosas danzas de estos seres mitológicos.

En un mundo globalizado que lucha por mantener una idiosincrasia territorial, las grotescas muestras del folclore nacional nos recuerdan nuestro origen común con nuestros vecinos revelando la ridiculez de las exacerbaciones del sentimiento nacionalista.

¿Qué sentido tiene reclamar una independencia territorial argumentando diferencias significativas cuando nuestras raíces son comunes y nuestra pertenencia al grupo se basa en mera aleatoriedad? ¿Seremos capaces de evolucionar en nuestras celebraciones populares o permaneceremos anclados al escarnio de un cabezudo y a la tomatina?
---
We live in a global world while we keep trying to highlight our national identity. Among all ways to show our love to our flag, my very favourite is folklore.

¿Is there any point in requesting a territorial independency trying to show the real and fundamental differences of a group we randomly belong to? ¿Will we ever be able to progress in our popular celebrations or we will keep working on the old ones?

lunes, 22 de septiembre de 2008

Falling again!!

Desenfocado y silencioso, acompañado de unas ligeras lluvias y una tenue y grisácea luz, llegará un año más el Otoño. Precedido por el equinoccio, el otoño astronómico empieza el día 22 de septiembre y, este año, la cinta se cortará a las 16:44h GMT. El acortamiento de los días, los cielos borrascosos y la incesante caída de las hojas son sólo algunos de los signos de la inexorable llegada la nueva estación. En un día lluvioso y ensombrecido por un nuevo atentado de una banda terrorista sin lema, su entrada no podría ser más impactante emocionalmente.

En un mundo en el que la climatología ha visto sus patrones más comunes variados tras un indiscutible calentamiento global; en el que los diseñadores no respetan un planteamiento astronómico de sus colecciones, inundando las calles de incesantes pre-colecciones perpetrando la sed consumista cuando coyunturalmente tenemos el cinturón en el último eslabón; los efectos que la llegada de esta estación puede tener en cada uno de nosotros son absolutamente impredecibles. Inestabilidad emocional, irritabilidad y nostalgia suelen ser los acompañantes más usuales de esta nueva estación en la que entramos y cuya indiscutible belleza estética compite con la presión atmosférica.


Durante los próximos meses, las lluvias intermitentes, el acortamiento y oscurecimiento de los días y la decoloración de nuestro entorno acompañarán nuestros movimientos diarios que terminarán en un colofón sin parangón, la Navidad. Estamos verdaderamente preparados?

¿Cómo calibrar los efectos de un cambio estacional en nuestra estabilidad emocional? ¿Qué tiene el último cuarto del año que lo convierte en temible? ¿Emplearemos por fin el báculo de nuestras amistades en la escalada hasta el nuevo año? ¿Tiene sentido perpetrar un calendario astronómico que no coincide con la meteorología?

miércoles, 17 de septiembre de 2008

La Gauche divine

- Marina divina con su Gaucho -

De origen etimológico controvertido -aparentemente del quechua-, y tradicionalmente vinculado con la vasta Argentina, el término Gaucho se emplea para nombrar a los jinetes del cono sur encargados de la estrecha vigilancia del ganado y mientras recuerda la belleza de unos criollos de raza férrea e indiscutible hermosura. Galopando a lomos de sus veloces corceles, atraviesan la pampa y mientras el paisaje que les rodea se desdibuja en un amalgama de matices su halo de seducción se hace irresistible.

Inspirado en estos enloquecedores pastores Dior lanzó un it-bag convertido en icono del buen vestir y del mejor vivir que cautivaría a las masas cuando se viera colgando de los brazos de una plétora de modelos y celebrities. En blanco, negro, marrón, rouge, azul. Se ha editado sistemáticamente desde su lanzamiento sin perder un ápice de su esplendor. Emulando la forma de una silla de montar y plagado de detalles sublimes como el cierre y la llave en acero, el Gaucho de Dior es sin duda mi elección para el Meme de hoy. Encargado por una auténtica gurú de los bolsos, ésto ha sido un auténtico honor. Gracias Pau!!!

¿Para cuando una versión masculina de ésta preciosidad? ¿Portafeuille, messenger bag o travel bag, qué versión os convencería más?

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Closed until Sept.16th


Durante unos días estaré de vacaciones en la hermosa Dubrovnik tras lo cual vendré relajado, cargado de historias que contar y con mi meme pendiente preparado. Hasta entonces, que paséis una buena semana!!!!

viernes, 5 de septiembre de 2008

Perdonen que no me levante

Que vivimos en un mundo cuya aceleración no está únicamente relacionada con la fuerza centrípeta es una realidad por todos conocida. Asumida. Empujados por una sociedad capitalista al consumo desaforado, enfrentados con nuestros vecinos por un inagotable sed de poder y riqueza y, paradójicamente, esclavizados por nuestros inalcanzables estándares de belleza, nuestro mundo ha perdido irremediablemente la preocupación por las formas enfocándose exclusivamente en la cantidad.

En el día en el que se festejaría el sexagésimo segundo aniversario de mi héroe musical e inglés por antonomasia, Freddie Mercury, mientras leo que mi reverenciada Vivienne Brit-wood lanzará su propio catwalk CD como hizo el famoso Karl, una amiga me comenta que ha conocido un chico fabulosamente educado …"incluso me abrió la puerta del coche para que entrara…, es un señor!". Anonadado por las implicaciones de esta frase mas que por el hallazgo de un caballero en si, no puedo más que ver en ello el fin de la era de oro de Brideshead.

Tradicionalmente relacionadas con nuestros vecinos ingleses, las ‘’good manners’ no solo eran una materia de estudio de obligado cumplimiento, también se concebían una forma de vivir y de entender la existencia en si misma. Olvidadas en plena contrarreloj vital, se han relegado a los estudiantes de Protocolo mientras nosotros nos sometemos a la meliflua comodidad de su ausencia. Ceder el paso ante una puerta a nuestros mayores, abrir la puerta de un coche o callarse mientras los demás hablan se han convertido en anacronismos de dandy inglés mientras maquillamos nuestra cruel indiferencia de igualdad.

¿Debemos los jóvenes de hoy conformarnos con las sobras y sobrevalorar cualquier muestra de educación como si de una comodity se tratara? ¿Tras una sangrienta reforma educativa, resulta necesario restaurar la asignatura de urbanidad? ¿Quién decide si la educación está de moda? ¿Preocupados en demasía por nuestra apariencia, hemos perdido el interés por la verdadera elegancia?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Me, Myself and I

Tal día como hoy y a esta misma hora, nací ya hace unos cuanto años en plena ola de calor sahariano en una Barcelona asediada por los incendios. Tras unas penosas e inútiles horas previas, vine al mundo con una lupa bajo el brazo en lugar de un pan y sin apenas un rasguño. Un trabajo excelente. ¡Felicidades mamá!. Auspiciado por el signo Virgo, me considero una persona analítica y con los años mi capacidad de observación ha ido creciendo vertiginosamente convirtiéndose en un pasatiempo y una forma de brillar en la oscuridad. The devil is in the details, they say.

A lo largo de los últimos años he dedicado parte de mi gusto por la observación a analizarme a mi mismo, moi même. Tras un nada somero estudio descubrí que con los años he mejorado en muchas dimensiones y que por lo tanto aún había esperanzas. Naturalmente optimista, al superar la edad de la inocencia se desvanecieron algunos fantasmas y anhelos que con amargura enturbiaban mi sonrisa desdibujándola en una mueca. Perfeccionista y metódico, con los años he cultivado excelentes amigos y un aspecto saludable que se desgranará en una irresistiblemente atractiva madurez, estoy convencido.

En general, el transcurso de los años es un camino tortuoso lleno de experiencias magníficas y con un variable número de silenciosas piedras en las que tropezar. La felicidad es un sendero cuesta arriba en el que el esfuerzo es el único báculo empleable. En ese sentido, todas las experiencias que pueblan nuestra vida imprimen una huella indeleble en nuestro carácter, agriándolo o endulzándolo según el caso.


¿Cuándo deja de ser divertido envejecer? ¿En pleno prolongamiento de la esperanza de vida, tenemos los jóvenes de hoy excesiva prisa por vivir? ¿Cómo es posible evitar pasar de ser un Gran Reserva a convertirse en vinagre?

Y para terminar¿Qué me deparará la providencia durante el próximo año? Espero poder narrároslo en Xaviworld, gracias por estar ahí.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Show must go on!!!!!

Acompañando las mortales colas de la operación retorno, inunda nuestras calles el nombradísimo síndrome postvacacional. Tras un aislamiento ignaro allende los mares, el retorno al mundo laboral conlleva una sensación de astringente desasosiego que se agrava al abrir nuestros flujos comunicativos con el mundo y revisar el normalmente precario estado de nuestra doméstica economía.

Si bien innumerables especialistas señalan como punto álgido en las rupturas amorosas el período vacacional, un vasto grupo de gente extraña una pareja más que nunca en ese momento. Paradójico? Lo cierto es que, junto con la elección del lugar óptimo en el que poder olvidar nuestro dantesco infierno cotidiano, es entonces cuando verificamos que la compañía no siempre es la deseada. Ya sea pareja o amigos, durante nuestra tregua en la batalla diaria cavilamos más y de esa profunda catarsis surgen ora dogmas de fe, ora flatulencias mentales.

Con el verano, mientras el caldo primario de nuestras hormonas entra en ebullición avivando nuestras lenguas melifluas, la soledad no deseada se convierte en un ingobernable lastre en el mar de nuestras emociones. Aturdidos por el exceso de opciones, los solteros ansían una pareja perfecta y el resto anhelan libertad y libertinaje.

¿Cómo saber cuál es la opción idónea? ¿Cómo identificar nuestros pensamientos funestos cuando éstos no son más que residuos de brillantes deliberaciones? ¿Cómo podemos convencernos que somos capaces de amar? ¿En cuestiones amorosas, quién debe prevalecer de la tríada cerebro, corazón y sangre?