miércoles, 24 de diciembre de 2008

Agradecido y emocionado....

Saciados y ociosos encontramos el reconfortante calor del hogar rodeados de nuestros seres queridos tras festejar un año más la llegada de Navidad a todos los hogares. Sin distinción. Con consanguíneos o con nuestra familia electa, en estas fechas de recogimiento hallamos el consuelo de una vida abocada al trabajo en un banquete flanqueados por nuestros allegados mientras extrañamos a nuestros ausentes. Brindo por ellos. Por todos.

Tras unos escasos diez meses compartiendo mis absurdos pensamientos con los que antaño eran unos completos desconocidos, esta particular autopista de la información me ha brindado una oportunidad regalada y preciosa: vuestro tiempo. Gracias por compartirlo conmigo. Gracias por vuestras visitas que paulatinamente han tejido una red invisible de seguridad. Gracias por vuestros comentarios que sin lugar a dudas son el principal activo de este tablón. Gracias por permitirme conoceros diariamente con vuestras opiniones y variados intereses que han enriquecido una importante parte de mí día a día. Gracias por premiarme reiteradas e inmerecidas veces por mis cábalas y mis críticas, habéis conseguido emocionarme cada una de las veces que lo habéis hecho. Gracias por mencionarme en vuestros espacios, esas pequeñas ventanas he conseguido descubrir un mundo nuevo. Gracias por los regalos que me habéis hecho tanto materiales (Lu, Marta muchas una vez más por vuestras magníficas creaciones!) como inmateriales, sin duda no los merezco. Por esto que he dicho, y por todo lo demás MUCHAS GRACIAS.

En los próximos días posiblemente perderemos el hilo de la conversación, permitidme pues desearos a todos unas muy felices fiestas y una entrada en el año 2009 dejando huella. Servidor marcará su imprenta en Nueva York tras lo cual regresaré a la patria completamente renovado y con un montón de historias que contar e imágenes que mostrar. Besos y abrazos por doquier.

¿Seguirá este pesado blogero perturbándonos con sus preguntas? ¿Habrá más reportajes para elVestidorConde? ¿Quién será el próximo personaje ilustre?

Full and idle, we will find the heat of home surrounded by our beloveds celebrating Christmas’ arrival in every single place. No differences at all. With our blood-related or with the elected family, in these dates we find the comfort of a life fully dedicated to work in a castle build up with our closest people while we miss the ones we have left behind.

After just ten months sharing my dull wonders with the formerly unknown “you”, this particular information highway has given me a precious opportunity as a present: your time. Thanks for sharing it with me. Thanks for your visits, they have build a security network priceless. Thanks for your comments, the very one precious asset of this very site. Thanks for letting me know you, through your opinions and interests that enrich a relevant part of me. Thanks for awarding me several times for my thoughts and critics, you have all got my feelings every time. Thanks for all your presents either material (Lu, Marta, thanks for your fabulous creations!) or immaterial, I’m sure I don’t deserve none of them. For all this and what is to be said: THANKS A LOT!

In the next few days we may stop the conversation; let me then wish you Merry Christmas and a great first step in the upcoming 2009, leaving a shoeprint behind. Myself, I leave my very own mark in New York City and afterwards I will be back fully recovered and with many stories to tell and images to show. Hugs-n-kisses.

Will this exhausting blogger keep annoying us with his questions? Are we going to see any other works for elVestidorConde? Who is the next celebrity to be spotted?

martes, 23 de diciembre de 2008

Fortune visits

Cada año en estas fechas, miles de personas reavivan sus esperanzas de encontrar un pedazo de papel que, cual billete de primera clase, abra las puertas hacia un mundo de ensueño, lujo y relax desconocido para la inmensa mayoría. Esperanzados, siguen el metódico y mediático sorteo que emite un veredicto ecuánime y fulminante. Dentro o fuera. Inesperada y omnipresente, la suerte nos visita a su libre albedrío sin importar verdaderamente el número de invitaciones que le mandamos o cuán generosos somos con nuestros huéspedes. Caprichosa y arbitraria, no teme inmiscuirse en la vida privada de uno a su antojo, convirtiendo sus visitas en una agradable e impredecible sorpresa que aguardamos pacientemente.

Suspicaz e irreverente, no suelo adentrarme en los caminos del fatuo salvo si tengo un buen báculo que me sustente; no obstante, en ocasiones, permito que el niño que hay en mi tome las riendas en una sesión de doma singular y explore los caminos de la fortuna guiado por una esperanza y una fe aconfesionales. Cuando Lu me mandó la invitación a su concurso – homenaje por el primer aniversario de su precioso Jardín – el anacrónico infante se impuso y participé con la total certeza que no saldría premiado. Dos días después de conocer en persona a una artista orfebre del y a sus jinetes del Apocalipsis (créanme señores, estas mujeres dominarán el mundo) fui agraciado con un pequeño guiño del destino: unos preciosos gemelos de la mano de una hermosa melliza!!!! – Claudia querida, no me conoces aún, pero tengo para ti dos regalos: mi eterna gratitud y algo que viene de muy lejos!!

Española de nacimiento y francesa en espíritu, mi compañera ganadora no es más que Lapetitefilleaparis, una mujer elegante y fascinante que estoy convencido que pronto, muy pronto, nos sorprenderá con sus creaciones. Enhorabuena querida!!!! Denise, Lulaila de nacimiento y vedette por vocación formará parte del mundo de la moda en el que esta joven promesa vive inmersa.
¿Existe algún cupo de suerte? ¿Existen métodos que ahuyenten al mal fario? ¿Es de necios depositar nuestras esperanzas en la fortuna?

-- English version

Every single year, by this dates we’re currently living in, people’s hopes and expectations rest on a first class ticket that may open a precious door to a dreamworld of luxury and relax, a World that is unknown for most of us but that we all want to get in. Faithful, we follow the media to see the results of such a gamble and we accept the ruling. Unexpected, luck is all around and visits us at her very own judgment nonetheless of the amount of invitations we have sent and the graceful treatment with our guests becoming, every visit, a precious and astounding moment we patiently look forward.

I tend not to walk down any of the several routes that may drive me to fate, knowing that I never had the gift of good luck. However, every once in a while, I let the very child in me take the lead and explore fortune-road following an non-confessional faith. When Lu invited me to join her very own competition, this very kid decided to participate truly knowing I was not going to get the treasure. Two days after meeting this genius and generous artist in person, fate winked her eyes to me. I was awarded with an amazing pair of cufflinks. My “partenaire” in such an honour is a young and promising lady. Spanish for her birth but French in her spirit, lapetitefilleaparis received a fantastic Lulaila, the lay motif of Lu’s beautiful garden.
Is there any limit when it comes up to luck? Are there any trustworthy methods to keep bad luck away? Are we dumb to deposit our hopes in fortune?

viernes, 19 de diciembre de 2008

Ho, ho, ho !!

Deambulando en la penumbra de los sinuosos pasillos de nuestra mente con la certeza de quien conoce todos los recovecos, la consciencia es la señora Danvers en un Manderley que arde secretamente en las llamas del deseo, oculto en la niebla de nuestra inseguridad. Magullados por los impactos publicitarios que sin pundonor invaden nuestros lares en los albores de la Navidad, los hombres y mujeres de hoy nos adentramos en las fiestas con el cinturón apretado por una agobiante crisis mientras contenemos el hálito para ocultar un sentimiento de culpa que nos abrasa. Perfumes, vestidos y complementos, cualquier imagen viene acompañada de fantasmas que hacen hincar la rodilla a los estetas.

Con la llegada de estas fiestas, nuestras celebraciones reviven un pasado pagano rindiendo un claro homenaje a un despistado Dionisio. Bacanales gastronómicas, nuestras reuniones son una maratoniana orgía de gustos y olores en el mar de la contención que terminan convirtiéndose en un pesado lastre que arrastramos durante meses. En el seno de una sociedad que venera la imagen como principal deidad, nuestras celebraciones son un atentado a la constricción y al recogimiento en el que vivimos. Saciados, orondos y felices tras un ágape sin parangón, nuestros pensamientos vuelan hacia el católico y culpabilizador furor interno que cruel, nos recuerda que tras el exceso viene la resaca.

Protegidos en una fortaleza de muérdago, alumbrados por las tintineantes llamas de las velas y rodeados del frufrú de los regalos, nuestros pensamientos caen en el abismo de la culpa mientras nos sumergimos en listas de nuevos propósitos que prometen disciplina. Tras un año marcial cincelando nuestro cuerpo, vendamos nuestros ojos con lazos sin entregarnos por completo al gozo del buen yantar.

¿Qué nos impide disfrutar de un banquete? ¿Tiene sentido celebrar la Navidad con un festín? Si algunos claramente somos felices durante los banquetes, ¿debemos vivir sumidos en la represión para alcanzar una imagen imposible? ¿De dónde proviene el sentimiento de culpa?

-- English version

Walking down the aisles of our mind, our conscience is Mrs Danvers in a Manderley that burns in flames of desire hided in the foggy forest of our insecurities. Still with the thousands of advertising impacts that we receive every day in our eyes, we get into these dates with our belt tight up and holding our breath to hide our guiltiness. Perfumes, dresses and accessorizes, every single thing comes with an amazing grace that all aesthetes idolize but when Christmas lands, we remember our pagan background in our yearly tribute to Dionysius.

Our celebrations are flavour and smell orgies in the land of restriction where we usually live in. In the hearth of a society that venerates beauty, these meals clearly jeopardize some of the control boundaries that we have build up painfully over years. Full but happy after such a banquet, our deepest thoughts navigate to a cruel destiny that reminds us that once excess is gone, hang over comes and visit. After a year working out our silhouette, we shut our eyes but we don’t take all the pleasure of a good fare.

Why can’t we enjoy a good feast? Does it make any sense to celebrate Christmas eating? If clearly some of us are pleased after a banquet, do we really have to live in repression to achieve an impossible goal? Where does all the guilt come from?

lunes, 15 de diciembre de 2008

Tomorow is now !!!

Nacida en el corazón de la Gran Manzana en el seno de una familia acaudalada, la que fuera primera dama de Estados Unidos durante 12 años que comprendieron, entre otros, los más encarnizados y beligerantes episodios que recuerda la vieja Europa y la resaca de la primera gran hecatombe económica mundial, fue una de las piedras angulares en la constitución y el reconocimiento de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, evento del que se celebra en la actualidad el sexagésimo aniversario. Abnegada idealista y persistente luchadora, Eleanor Roosevelt se ha convertido en uno de los personajes, en su mayoría femeninos, con los que la ingrata historia tiene una deuda pendiente. Hoy, desde aquí, me sumo a los que ya le rinden su merecido homenaje e inauguro con ella una sección en mi blog: Personajes Ilustres.

Galardonada con más de una treintena de premios a lo largo de su prolija carrera política, la esposa de Franklin Delano Roosevelt marcó historia de forma indeleble cuando, con sus propias manos, intentó labrar un futuro mejor partiendo desde una óptica de igualdad y de amor al prójimo garantizando a los hombres y mujeres de ayer y hoy un mañana mejor. Proclamada el 10 de Diciembre de 1948, esta 'carta magna' contiene una treintena de artículos en los que, con independencia de la raza, la religión y el sexo, se enumeran unos derechos básicos que todos los hombres, mujeres y niños deberían tener garantizados por su condición de seres humanos. Mujer crítica, salomónica y sagaz, sus ataques al sistema fueron famosérrimos y traspasaron las fronteras americanas alcanzando, incluso, el sacrosanto vaticano en su diana.
Olvidada por los libros de historia, su obra ha perdurado en el tiempo y ahora han desempolvado el mejor galardón que se le puede conceder: nuestra memoria. En el marco de la conmemoración de la firma del decreto, se presentó, el pasado viernes, en el Auditorio del Museo Reina Sofía de Madrid, El Sueño de Eleanor. Dirigida por el catalán Luís Donés y producida por la joven promesa Lila Pla Alemany, el largometraje cuenta con la colaboración de personajes de la talla de Icíar Bollaín, Gabino Diego y Sara Baras junto con una plétora artistas de diversas disciplinas que rinden homenaje a una gran mujer y a su magnífico legado.
¿Hay alguna diferencia entre Eleanor y Jackie? ¿ Cómo desempolvar las obras de otros personajes ilustres olvidados? ¿Alguien hablará de nosotros cuando hayamos muerto?
--- English Version
Born in NY in a wealthy family, Eleanor Roosevelt, who was USA's First Lady during twelve years marked by the World War II and the big depression hang over, clearly was a corner stone in the Universal Declaration of Human Rights. Idealist and heavy worker, she was a remarkable woman with whom history has a balance due. From here, I want to add myself to the list of people that want to honour her and her invaluable work in the construction of a better future for humanity while I open a new section in this blog: Celebrities.

Although she already counts more than 30 prizes at her back, coinciding with the 60th anniversary of the declaration of this Magna Carta, we can confer her the best award of all: our memory. Last Friday, ‘Eleanor’s dream’ was presented in the Auditorum of Museo Reina Sofia in Madrid. Directed by Luis Donés and produced by Lila Pla Alemany, many artist from various disciplines perform their tribute to her will for all mankind.
Are there any differences between Eleanor and Jackie? How can we remember the work of all forgotten celebrities? Will anyone speak of us when we are dead?

jueves, 11 de diciembre de 2008

C’est ma vie…

…Je n’y peux rien, C’est elle qui m’a choisi... cantaba Adamo en unos turbios años setenta cuando mis padres se sumergieron en un mar de pasiones en los pasillos de un hospital poblado por ávidos jóvenes sedientos de proyección y amores afrancesados. Hace unos días recibí una nominación para un meme (même?), según el cual debía compartir cinco cosas que me caractericen – no complementos tipo bolsa y/o zapato – y, pese a ser un amante celoso de mi intimidad, una invitación como ésta de la mano de una artista como Lu me pareció un broche de oro para una semana en la que por fin podré ponerle cara a esta virtuosa del fieltro. Así pues, ahí va la historia de mi vida:
(I’ve recently been nominated by the fantastic artist Lu for a meme in which I should share five things that all my friends would recognize as defining items of myself – no bags or shoes -. I’ve decided to accept such an invitation and here comes the story of my life.)

Amante de la moda y seguidor de las tendencias sumido en el silencio en que vivimos los ignorantes, mi avidez no se limita al textil y no pude más que rendirme ante el poderoso sortilegio que Apple lanzósobre mi. Un iPhone de primera generación y un iPod customizado con la ayuda de Gabs son mi santo y seña. ( As a fashion lover and trend follower my interest is not focused exclusively on textile, it also includes electronics. A first generation iPhone and a customized iPod are genuinely my alter ego)

Brit en el espíritu y alemán en mi disciplina, cuando tuve que comprarme un coche no pude evitarlo y terminé sucumbiendo ante una maravilla de Mini en rojo y negro con sillones de cuero. (When it came to buying a car, the decision was clear and my British spirit and my German discipline led me to a gorgeous red and black Mini with leather seats)

Cansado, estresado y frustrado tras una semana de trabajo, sólo un buen amigo, Juantónic, sabe como diluir mis penas con aroma de pepino; cuando se trata de celebraciones, no obstante, una botella de Champagne es para mi el mejor anfitrión. (Should the preassure of the week rocket, a Gin tonic is my way out; but when we think of throwing a party, Champagne is the best host).

Si las series son la nueva religión me confieso politeísta. Intenso e intensivo, cuando una serie me agrada persisto en ella hasta rozar límites maratonianos. Sex and the city, Friends, son sólo algunos ejemplos. Mi última droga: Gossip Girl. Spotted in the city: a knackered boy laying on his sofa buffering new chapters with his laptop; some people need a good rest at the end of the day, others die for some glam. (I’m an addict! If tv series are the new religions, I feel myself like a polytheist I’m afraid. My latest passion Gossip Girl! You know you love me, xoxo)


Quienes presumen de conocerme bien saben que soy incapaz de dos cosas en la vida: recordar los nombres compuestos y no mezclar idiomas mientras hablo. (Those who truly know me know that I simple can’t talk without mixing languages or remembering compound names).

Y en la categoría de mejor actor protagonista de un meme futuro, the Oscar goes to….todos! Sí, sí, todos! Habéis leído cinco cosas mías, auténticamente mías y me encantaría saber algo vuestro, real e íntimamente vuestro, y que lo dejarais escrito para la posteridad en mi blog como comentario a este post. Una cosa es suficiente. Un fragmento vuestro. Veremos qué quimera resulta este post. (An the nominates for the meme are…all of you! Yeah, please beloved readers!! Now you know five real things about myself and I’m only asking you a payback: write down just one thing that really defines you as a comment to this post and lets see what comes up!)

lunes, 8 de diciembre de 2008

A tale of two cities!

Situada a orillas del Mediterráneo, Barcelona se impone al oleaje como reducto romano que es, en los albores de la tempestad. Antiguo vestigio de la modernidad, Barcelona es una ciudad provinciana que, envuelta en una bruma de intrigas, batalla por mantener una idiosincrasia que árduamente ha defendido pagando por ella un precio elevado. Estandarte ibérico del vanguardismo, esta ciudad costera fue el pesebre en el que se alumbraron muchas de las tendencias que marcaron el siglo XX cultural español, conviriténdose en un icono cosmopolita en el mare nostrum y en un enclave artístico sin parangón.

Tras la fiebre del oro de principios de los noventa, la ciudad se sumergió de nuevo en las tinieblas, y sin brillo alguno se convirtió lacónicamente en un banco de quejidos y lamentos de sacristía. Odiada y admirada por algunas vecinas, se ha ido aletargando paulatinamente convirtiendo el otrora definitorio cosmopolitanismo en un mal llevado multiculturalismo étnico con ínfulas. Famosos por su deboto tributo a la Virgen del Puño, sus habitantes han visto como el tejido empresarial que llenó sus alforjas se deshilachaba eliminando cualquier rasgo de actividad fabril o iniciativa comercial, ante la mirada pasiva de sus representantes.

Enfrentados por unas trifulcas sabiamente entretejidas por unos políticos con alma estraperlista, muchos se preguntan cómo es posible que esta ciudad oscura y fría haya envejecido tanto en tan poco tiempo, diluyéndose cualquier resquicio de vanguardismo en sus cloacas.

¿Cómo puede una ciudad salir de su hibernación? ¿En estas fechas, cómo es posible que una ciudad esté cerrada a cal y canto? ¿Dónde fue el espíritu mercantil catalán? ¿Hasta dónde puede llegar la avaricia de las urracas?

--- English version

Barcelona, a well known cosmopolitan icon in the XX century, is back again to its condition of old roman provincian city, after the extasis of early ninties. The place where many of the Spanish cultural trends of the last century were born, is now a grey and passive city that patiently watches how the ilusion of a better future and all vanguardism rests vanish. A city that has struggled to keep the cultural identity of catalonia is now a multicultural settelment with a buch of soulless politics up front.

How do cities leave hibernation? ¿In these days we are living, how can a city be completely colsed up? Where did the commercial spirit go? Are they any limits for the covetousness of magpies?

jueves, 4 de diciembre de 2008

The Old Man and The Sea !

Cuando Gabriel García Márquez escribió “El secreto de una buena vejez no es otra cosa que hacer un pacto honrado con la soledad” sus palabras no podían ser más veraces pese a vivir lejos de Macondo. Lo cierto es que el envejecimiento de la pirámide poblacional en el primer mundo, gracias al claro descenso de la tasa de mortalidad infantil y a las mejoras sostenidas en la sanidad pública, es un hecho deseable y una realidad preocupante a la vez. En las grandes pirámides de hormigón en las que vivimos, no momificamos a nuestros ancestros ni les rodeamos de sus pertenencias, pero sin duda, les entierran en vivo. Condenados a la miseria y el olvido como vulgares desconocidos, los ancianos se han convertido en una preocupación más que en la inconmensurable fuente de sabiduría y afecto que en realidad son.

Abandonados al son que marca un viento funesto, nuestros abuelos se pierden entre los lineales del supermercado y agonizan entre las jaurías de coches ante la mirada cínica de una sociedad ingrata incapaz de tenderles la mano. Las largas distancias que inexcusablemente acompañan a las grandes ciudades, el anonimato inherente a las aglomeraciones de gente y el compás que marca una sociedad ociópata y marcadamente frívola son el lubricante perfecto en este engranaje que es la soledad. Exhaustos, enfermos e incrédulos muchos descartan la idea de pedir ayuda por no agrandar la poco liviana carga que ya llevamos.

En estas fechas en las que nos sumergimos en la vorágine de la Navidad, sosteniendo regalos expectantes ante el ritmo trepidante del datáfono que despide nuestro precioso tiempo, envolver esos segundos en las cuencas de la manos y con nuestra sonrisa hacer un lazo sería el más precioso de los regalos.

¿Cómo tratar a nuestros predecesores sin caer en la condescendencia? ¿Existe la crueldad hacia los viejos en las grandes ciudades? ¿Cómo se pueden integrar nuestros mayores en una sociedad que venera la juventud? ¿Qué mejor regalo para nuestros abuelos que devolverles el tiempo?

-- English Version

As Gabriel Garcia Marquez said, ‘the secret of a good old age is getting a good deal with loneliness’. As a matter of fact, thanks to a significant decrease in the mortality rate in childhood and due to the improvement of the free healthcare system in the first world, the new population pyramid is both a desired fact and a stressing reality. In our current cities we don’t mummify our predecessors with all their belongings but we definitely bury them alive. Our grandparents get lost in the supermarket and live with agony between car races in a city that cruel does nothing other than staring at them. Long distances, the anonymity of big crowds and the rhythm of a leisure-addicted society are the perfect lube for this solitude machinery. In this previous days to Christmas when we spend a long time queuing holding presents while our precious time leave us, getting those minutes with both hands and building with our smile a ribbon would be the greatest present of all.

How can we deal with our elders not condescending? Are big cities cruel with aged people? How can we integrate them in a society that venerates youth? Is there any better present for our ancestors that giving them some time back?

Arrugas, un cómic sobre el Alzheimer por Paco Roca // 'Arrugas (Wrinkles) a comic about Alzheimer by Paco Roca

lunes, 1 de diciembre de 2008

Less is more!!

Como si de la Estrella de Oriente se tratara, en esta época del año, las ristras de luces inundan nuestras ciudades guiando a las mujeres y hombres de hoy hasta nuestros más preciados pesebres, en un peregrinaje en el cual pocos son los que verdaderamente disfrutan. Abocados sin remedio a una tristemente alegre Navidad, nuestras alforjas no cargan mirra ni oro, pero bien valen un Potosí.

Anheladas por los más pequeños, los mayores temen una época del año marcada por un sentimentalismo y una nostalgia que ardientes dejan una huella indeleble en nuestras miradas. En los días precedentes al cónclave, una plétora de deberes inunda nuestras agendas ocupando inexorablemente cualquier resquicio libre. Cenas de empresas, amigos imposibles e interminables colas en las cajas registradoras son el tributo más pagano en esta maratón consumista que nos arrastra.

En un contexto claramente condicionado por una aparentemente incontrolable crisis, nuestros pensamientos más funestos se agolpan cuando atónitos nos despedimos de nuestros ahorros, en aras de convertir nuestro afecto en un bien tangible. Asustados ante la inminencia de la caída, nuestros dulces tendrán un carácter amargo que se diluirá entre las festivas burbujas de champagne mientras nuestras esperanzas se posan sobre un cupón.

¿Cómo podemos mantener nuestra economía a flote con la llegada de la Navidad? ¿Disfrutamos realmente del ambiente festivo? ¿Podemos verdaderamente sentirnos libres sin romper con el protocolo? ¿Estamos listos para una Navidad sin cafeína?

--- English Version

By this time of the year thousands of lights show up in our cities driving us, like the Star of Bethelem did, to our caves in a journey that not many of us really enjoy. We certainly won’t carry gold or myrrh but our presents will definitely be priceless. Loved by the kids, all adults are fightened of a period of time clearly marked by sentimentalism and wistfulness. In the prior dies to our family gatherings a bunch of “to do’s” covers all free spaces in our agendas in this
consumption marathon.

Clearly marked by the current crisis, our worst thoughts arise when we realize the size of an investment that pursues to convert our love in something tangible. Our candies will leave us a sour flavour that we will all dissolve with champagne bubbles while our hopes lay on a coupon

How can we keep our economies when Christmas comes? Do we really enjoy the fest? Can we truthfully feel free without breaking the protocol? Are we ready for a decaff Xmas
?