lunes, 8 de junio de 2009

Living european politics: no they couldn't!

-- Spanish version (English below)

¿Os gustaría sentir que os escuchan? El número de Junio de la versión británica de GQ presenta un proverbial mensaje de Thomas Gensemer – director de Blue State Digital y uno de los pilares de la campaña del Presidente Obama: Las personas esperan algo más que información anodina, esperan comunicación bidireccional tanto hacia la fuente, como entre ellos. Sin duda, este singular dogma de fe aplica al reciente boom de las redes sociales y su realidad espacial, pero en relación a la política y a quienes nos representan, tiene un significado particularmente interesante: merecemos no sólo ser representados, también ser escuchados por nuestros gobiernos y, de alguna manera, en los últimos meses muchos nos sentimos preocupantemente desvinculados de los electos. Las dramáticas fotografías de las fiestas del polémico Berlusconi y sus adolescentes amigas, el escándalo relacionado con las hojas de gastos del Primer Ministro Brown y los costosísimos viajes que el Presidente Zapatero ha realizado últimamente son algunos de los ejemplos de cómo no comportarse cuando el cinturón no da más de si.
En las últimas décadas, Europa ha tratado de reinventarse de forma sostenida en el tiempo; ha intentado deshacerse del olor a antiguo fácilmente apreciable tan pronto se sobrevuelan nuestras fronteras y aún así no se ha conseguido nada destacable. Desde primera hora de la mañana de ayer, nuestra nación fue llamada a voto – un derecho por el que la sangre de demasiadas personas fue vertida –; a manifestar una opinión sobre un pensamiento global por el que muchos carecemos de interés. De hecho, mientras escribía estas líneas, no he sentido la necesidad de verificar quién iba a descorchar el champagne esta vez. Citando a los grandes: ‘francamente, me importa un bledo’.
Una de las grandes medallas de la campaña del Presidente Obama fue la estrategia empleada para conseguir un inusual grado de involucración del electorado. No se mandaron newsletters o la propaganda habitual, se pedían acciones concretas a los millones de votantes mediante alertas personalizadas: básicamente dinero y sus opiniones. Gracias a esta estrategia y a una excepcional cobertura mediática, los donantes se consideraban parte de una acción global y se intrigaban por el resultado. A pesar de semejante caso de estudio, nuestros políticos han optado por los tradicionales dípticos y mítines para pedir el voto y en demasiados casos no ha habido respuesta. ¿Estaba Victoria en lo cierto, apestamos a ajo?

¿Os gustaría sentir que escuchan lo que tenéis que decir? ¿Habéis ejercido vuestro derecho de voto en las últimas elecciones? ¿Os parece que nuestro actual sistema democrático es una versión definitiva?

-- English version

Wouldn’t it be nice to feel cared about? June’s British GQ issue give us a fabulous statement from Thomas Gensemer, Blue State Digital managing partner and one of Obama’s campaign originator: People expect more than flashy but anodyne information, they expect two way communication: to the source and to each other. Of course this applies to the social-network boom sort of reality but when it comes up to politics and our representatives it has a special meaning that I’d like to stress out: we deserve not only being represented but being listened by our government and somehow within the last few months some of us feel completely detached from it to a quite frightening extend. Berlusconi’s crazy teenager parties photos, Mr. Brown’s expense reports scandal and of course the twenty grand trips president Zapatero has taken lately are a just few examples on the how-not-to-behave list when our belts are so tight we can barely breath.

Over the last few decades Europe has been inventing itself constantly, trying to get rid of the Antique odour instantly noticeable as our shadow is crossed and yet there is no positive outcome to underline. Yesterday our nation was called to vote, to state an opinion on a global thinking that most of us don’t care about. In fact, as I’m writing these few lines I haven’t even bothered to check out what party is popping champagne today; quoting grand’s ‘I don’t give a dime‘.

One of the big accomplishments of Obama’s recent campaign was the used strategy to get donators and supporters involved in their crusade. They were not sending newsletters or regular propaganda; they were requesting an action to be taken by personalized messages that were basically asking them money and inputs. By supporting the party, people felt a part of the global action and were intrigued by the results thanks to a powerful media campaign. Regardless of this last best-case example, our politics have chosen once more the traditional advertising and meetings to ask for a vote and in far too many cases, there was no response. Was Victoria right, do we smell like garlic?
Wouldn’t it be nice to feel cared about? Have you voted in these last elections? Do you believe that our democracy system is the best method we can have?

20 comentarios:

Alphonse Doré et Noir dijo...

No me gusta hablar de politica, (a pesar de que es un tema que me interesa casi tanto como la moda) pero si que dire que, me da mucha rabia que, teniendo el derecho a voto que tanto ha costado, ahora halla gente que no vote.
Puedo preferir que votes a un partido o a otro, pero vota.

Moda Elle dijo...

Estoy con Alphose; me sienta fatal que la gente no vote... Si no estás de acuerdo con ningún partido, vota en blanco, pero vota. Mucha gente ha sufrido mucho para que ahora todos tengamos ese derecho como para que la gente no haga uso de él.

Mil besos.

Javito dijo...

La política es un tema tan delicado...quizás me pasa un poco como a ti, he perdido el interés, si es que alguna vez lo tuve..
Te vas a Ibiza?? hmm, q guay! ya me contarás! nos tenemos q ver.
Muaaaa

the healthy ghost dijo...

La verdad es que hace bastante que no voto. Para mí la política y la integridad no van de la mano, y desgraciadamente ese es un valor que va al descenso en este nuestro mundo.
Creo que también se puede tener el derecho a no votar, puesto que ese voto en blanco siempre va a inclinar la balanza.
Un beso.

La Ratita Presumida dijo...

Primero de todo, diré que voto siempre. Siempre.
Es una fiesta que costó sufrimiento e incluso, la vida, a muchos de nuestros antepasados. Ellos lo consiguieron para mí, así que asistiré siempre.
Pero estoy de acuerdo contigo en que gobernar de espaldas al pueblo tiene los días contados. Hay que implicar al votante, si no se cae en la desidia.
Iba a significarme y decir muchas otras cosas, pero prefiero no calentarme....
Besos.

nimenos dijo...

Por partes. Me parecen estrategias igualmente planificadas dede algún despacho de publicidad tanto la campaña (magistral en términos de marketing) de Obama y la de nuestras elecciónes (peor resultado publicitario) de Europa.

Es decir, las niñas de Berlusconi o el Fantom de Zapatero son estrategias planificadas para no tener que hablar de lo que hay que hablar. Cortinas de humo que dejan para mañana lo que tienes que decir hoy.

En cuanto al mediático éxito de Obama, me encantó lo que dijo otro "gran" estadista sobre el tema: De las grandes esperanzas, vienen las grandes desilusiones. Putin dixit.

Y en cuanto a lo de ayer, a mi también me importa un bledo... son todos iguales, cortaditos por el mismo patrón.

Besos

Pau dijo...

Esta semana me tocará hablar de política, tengo un congreso que empieza hoy y acaba el Domingo y encima habrá sorpresas, cada vez que oigo esta palabra me pongo a temblar, qué será será ?
Excursión por un pueblo fantasma, dos días en un torreón perdido, reflexionando sobre el más allá, en fin ya te contaré cómo acaba esta aventura.
XXX wapo

coco dijo...

estoy cansada de la política. Me parece que está gastada, que es rancia, que no tiene ya sentido (al menos su sentido inicial).

me aburre tan soberanamente, que de mí no esperen respuestas.

y sí, apestamos a ajo. sólo sabemos copiar y encima, lo hacemos mal.

ag ag aggg

diane dijo...

I think we can safely thank the media for pulling the wool over everybody's eyes. Mainstream news is the puppet mouth of the Elite, who control everything we see and hear. As far as the governments and democracy goes, we'll never have a true democracy unless we get rid of the corrupt bankers running the Bank of England and the Federal Reserve.

Couture Carrie dijo...

I am so delighted with the last election and our current president. Obama is the best! I love that he is on twitter! And Michelle is a stunning First Lady! Loved her Vogue cover...

xoxox,
CC

Just me dijo...

jolín, como me gusta la foto de cabecera de tu blog! bss -.*

A. Morgan dijo...

Por supuesto que me gustaría, pero al final, hacen lo que quieren. Una pena.Bss

Mariona dijo...

aiiiiiiiiii que me sale el zarpullido cuando sale la tan temida y penosamente lejana palabra prohibida " POLÍTICA ", has hablado por muchos, por mi, y me encanta lo de " ME IMPORTA UN BLEDO " que penita pena sentirse así ....... espero y deseo que así sea WEDNESDAY AHHHHHHHH a muaaa

Gabriela dijo...

No! no fui a votar y no lo digo con orgullo. Votantes y no votantes, todos somos responsables de los resultados.
Una de las cosas que mas me molestó en la campaña fue que los partidos se hicieran propaganda nagativa unos a otros.. al fin y al cabo propaganda. Es que no tienen nada que ofrecer salvo el "NO-ELLOS"?

Botica Pop dijo...

mmmm. este es un caso en el que no puedo decir mucho. sólo que nosotros tenemos elecciones cercanas y lo que campea es el desencanto total, de los politicos, del sistema, de la democracia institucional...

macarena dijo...

Pero bueno, tú no sabes que con los amigos no se puede hablar ni de política ni de religión...Es broma, a mi me gusta hablar de lo que se tercie y si es por estos lares lo hago con mucho gusto. Pues la que escribe votó, y lo hice porque soy una demócrata convencida y aunque sólo sea por el derecho a poder patalear si luego no lo hacen bien. Estoy muy pero que muy desengañada con los políticos, pero todavía más incoherentes que ellos me parecen los que se quejan y protestan por como lo hacen y cuando le dan la oportunidad de hablar en las urnas no votan. Siempre que se acercan unas elecciones y estamos en campaña pienso que nuestra clase política no puede hacerlo peor que en las últimas, pero no hay manera el sentimiento de vergüenza ajena es cada vez mayor. Esperemos que algún día volvamos a recuperar la ilusión por ir a votar y la confianza en los políticos (aunque mucho tienen que cambiar las cosas al menos en mi caso). Hoy nos importa un bledo, pero "mañana será otro día". Un beso,

Macarena

M* dijo...

Puesn si Xavi, malditos bastardossssss!
Como dice m pariente: a quién se le ocurre ir al Raval a hacer fotos de las calles con la reflex y el niño? Joder, pues a mi, deberíamos poder ir por cada rincón de nuestra ciudad tranquilamente, no? Ya te digo que no me atracaron ni nada de eso eh, me la pisparon sin darme yo cuenta!

Siento no poderme pasar muy a menudo, se terminó mi baja y trabajo, niño, casa, blog... A veces es too much!

Y hablando de tu entrada, no puedo con la gente que se queja y se queja y luego resulta que ni va a votar. Que voten en blanco, pero que voten!!!!

La Condesa dijo...

me averguenza a más no poder no haber ido a votar...yo quería...pero...déjalo, fatal por mi misma

XAVS dijo...

Yo este año no he podido votar, la verdad es que quería pero no he recibido mi carnet electoral...qué putada! Cosas del empadronamiento...
X

Esmoquin room dijo...

Yo voté y... bueno... siempre se ha dicho que la democracia es el sistema menos imperfecto de todos, no? Nunca se sabe si podrá aparecer uno mejor aún.

Un abrazo,
Jose