martes, 17 de noviembre de 2009

Vienna - Habana a la Europea

Ciudad Aria por excelencia, Viena es un claro ejemplo que la vida es una caja de bombones – en este caso con la azucarada cara de Mozart en ellos -: nunca sabes qué te va a tocar. Tras un fin de semana de inmersión turística en el seno de la Viena imperial he observado que en contra de lo que puede parecer, los austríacos de hoy no descienden del imperio austro-húngaro, ni del romano germánico, creo que proceden directamente de la Rusia de los zares y siguen manteniendo ese comunismo quebrantahuesos que termina con la paciencia de uno. ¿Por favor, se puede ser más lento en la vida?

Poseedora de un patrimonio arquitectónico de valor incalculable, Viena en noviembre es una ciudad fría en sus calles pero la cercanía humana de sus lugareños acentúa la calidez de sus otoñales arboledas y sus majestuosos edificios en colores pastel. Famosa por dar alcoba a una it-girl histórica, Elisabetta von Wittelsbach – conocida popularmente como Sissi Emperatriz– en el misticismo de su historia los vieneses han olvidado sus delirios y su perturbador carácter, subrayándose su belleza y su aparente sencillez. Lo cierto es que Sissi era una loca carioca de mucho cuidado, os lo digo yo que he visto tres palacios, innumerables vídeos, bustos, camafeos y escritos de una mujer que pasó sumida en la depresión desde su más tierna juventud desconsolada por tenerlo todo en su afán de convertirse en Juana de Arco de su era, a costa de un devoto marido.

Si Viena no fuese parte física de la vieja Europa, uno podría bien imaginarse esta aletargada ciudad como la capital de una Cuba castrista, con esa productividad que les caracteriza y nos aterroriza: el “ahorita mismo” caribeño es “bitte schön”. Sorprendentemente, somos los españoles quienes padecemos la fama de lentos e improductivos – la famosa siesta ha hecho más daño que otra cosa en lo que a nuestra imagen se refiere, por más arrugas que disipe – frente a nuestros vecinos norteños: unos tienen la fama y otros cardan la lana.

¿Habéis visitado la hermosa Viena? ¿Conocéis la historia de Sissi, la famosa emperatriz de los austríacos y reina de los húngaros? ¿Habéis visto la famosa película de Romy Schneider?

-- English version

Capital Aryan city of the world, Vienna is a brilliant example that life is a box of chocolates – now with Mozart’s face on it- : you never know what you are going to get. After just a three days weekend in the imperial Vienna, I’ve realized that it’s current citizens do not come from the Austrian-Hungarian empire nor the Roman-Germanic Reich. They probably descend directly from a Russian Tsar or whatsoever hence they still have the innate communism in their veins: seriously, they can’t be any slower, I am telling you.

With it’s breath-taking cultural heritage, Vienna in November is a cold city yet it’s locals closeness highlights the warm of the fall-coloured forests that surround the stunning buildings giving any tourist a positive and cosy impression. Vienna has hosted many celebrities in the last few centuries but among them, Sissi the Empress, one of the most relevant it-girls in our history, is the more distinguished one. Through a smoke screen carefully build, they have managed to cover up her delirium and disturbing personality while highlighting her beauty and apparent simplicity. Truth is, Sissi was a crazy lady aiming to be the Joan of Arc of her era.

If only Vienna wasn’t physically located in Europe, we could easily say that it’s the capital of Cuba with their famous productivity and biorhythm. Surprisingly, we Spanish are famous for our naps and for being less productive than our neighbours; well, who said life is fair?

Have you ever been in Vienna? Do you know Sissi’s story? Have you seen Romy Schneider’s movie?
All images from the Internet. No copyright's violation intended

16 comentarios:

Moda Elle dijo...

En el último viaje que hice, en un principio iba a ir a Viena, pero al final me decidí por Dublín, así que creo que la ciudad austriaca será mi próximo destino, sin ninguna duda.

Me alegro que lo hayas pasado bien.

Mil besos.

Richard dijo...

Conozco la historia de Sisi y vi la película de Romy, pero Viena aún no. En mi próximo viaje está entre mis destinos seguros.
Gracias por recordarnos cosas de esta maravillosa ciudad.
Besos

Alphonse Doré et Noir dijo...

Es ironico que hoy en día gran parte del negocio del turismo esté basado en una persona a la que la corte vienesa despreció y que apenas pasó más de 6 meses seguidos en la ciudad.
Por lo demás, espero que probaras la Sachertort

coco dijo...

tengo muchas ganas de conocer Viena, pero después de lo que has dicho de la lentitud... no sé si lo podría soportar!

A mí Sissi me fascina. Tan desequilibrada, ambiciosa, caprichosa... me encanta. Es como una especie de Paulina Rubio de otro siglo.

Javito dijo...

Es una de mis ciudades pendientes! las pelis de Sissi me encantaban! Bss.

Couture Carrie dijo...

I would love to visit Vienna someday ~ gorgeous post, Xavi!

xoxox,
CC

coco dijo...

lo tuyo sí que es estilo!!! no me pierdo una foto así, tienes que estar fantástico. ole ole y ole.
guapo.

RECIEN LLEGADA dijo...

Precioso¡
Beso:
DELIA

Señor Werty dijo...

No se si has estado en Marruecos, pero si son más lentos que los marroquies es para estudiarlo, es una de las ciudades que tenemos pendientes de visitar y te aseguro que no se nos va a escapar.

Sau2

taranis dijo...

Isabel de Babiera era una mujer infinitamente más interesante de lo que las blandas y más que inexactas películas protagonizadas por Romy han trasladado al gran público. Su inteligencia, cultura y visión moderna hizo que se agotara en un Corte rígida y arcaica. Incluso su anorexia y su vigorexia son interesantes pues denotan el hastío que embargaba a una mujer que recitaba a los griegos clásicos, hablaba varios idiomas, idolatraba a Shakespeare, escribía poesía y sólo era feliz cuando viajaba.

Viena es una ciudad mágica que rezuma poder y belleza a cada paso. Es una borrachera para los sentidos; muy difícil de digerir - al menos para mí - en una primera visita. Exige repetir.

Me ha encantado tu post

Paula R. dijo...

Cómo me gustaría visitarla, con tu post me han entrado unas ganas locas de ir!

Anónimo dijo...

Xavi, a qué está guau la biografía romántica del príncipe Felipe que el Pilgrim publica en su blog THE PILGRIM?

La Ratita dijo...

Cómo me gustaría conocer Viena, y más en esta época. Tiene que ser preciosa!
Y eso que dices de la lentitud es un mal que asola gran parte de Europa. Yo en Oslo me desquiciaba. Y eso que, como tú dices, somos nosotros los que tenemos la fama...
Besos.

Mariona dijo...

Yo la visité hará unos 15 años aprox. me encantó y me congelé !!! Estuvimos en noviembre y nuestros cortos paseos iban acompañados de largos cafés, era nuestro particular refugio junto con el calor del café y lo dulce del chocolate, las visitas se hacían más soportables. Me he reido un montón con tu “bitte schön” seguido de "unos tienen la fama y otros cardan la lana", en otros rincones ¿?¿? pero en bcn lo que nos sobran son horas de trabajo !!!! La historia de ella la desconozco, sólo se que le pudieron un sinfín de situaciones, que lástima !!!!! Tesoro, gracias por pasarte siempre, siempre lo decimos y nunca lo cumplimos, ese café, esa comida, que estamos casi en navidad !!!!!! A muaaaaaaa

macarena dijo...

Es uno de mis destinos pendientes (tengo tantísimos). La historia de Sissi si me es de lo mas familiar. De pequeña vi todas y cada una de las películas de Romy, animada por mi madre que a su vez las había visto como estrenos en el cine cuando era niña. Luego me di cuenta de que, como tú dices, Sissi no era tan angelical y empalagosamente romántica como en las películas...Que bien que hayas disfrutado de este viaje otoñal, noviembre es un mes maravilloso para una escapada. Besos,

Macarena

the healthy ghost dijo...

Ah nunca la había visto desde ese punto. Tengo pendiente visitarla.
Un beso.