lunes, 29 de marzo de 2010

Harper's Bazaar - Tiempo al tiempo

Carmen Kass. Harper's Bazaar España Marzo 2010

Leo el primer número de la revista Harper’s Bazaar España justo cuando su segunda edición puebla los estantes de nuestros quioscos y paradójicamente, se me antoja un tanto melancólico. Sorprendentemente, la primera publicación de esta revista en España me deja el regusto amargo de las justificaciones y la autoindulgencia que desprenden las líneas de una revista cuya historia parece justificar su futuro.


Audrey Hepburn. Harper's Bazaar Abril 1956

A medida que avanzo por sus páginas se constata que, como cabía esperar, esta publicación orientada a mujeres sabe entretenerlas con su variado contenido y claro formato, si bien, como en algunas grandes publicaciones, parece faltar una coherencia argumental entre sus múltiples artículos y editoriales. Con menor profundidad periodística que su principal competidora, Harper’s desempolva viejos retratos del altillo en sus editoriales, mientras los amigos de la edición sajona brindan su mejor sonrisa en las entrevistas. Nada como el tío Gilito, para un buen empujón.

Julianne Moore. Artículo original en Harper's Bazaar UK

Lo cierto es, seamos justos, que las primeras veces nunca son las mejores. Como si de amantes inexpertos se tratara, nuestros primeros escritos cargados de ilusión e ideas, nunca tuvieron la calidad y la soltura de los que les siguieron, donde las arrugas del tiempo emulsionaron el desorden nuestros pensamientos. Y es que pensándolo bien, resulta complicado entablar conversación con desconocidos y aún siendo el tema principal anodino y frugal, sentimos que invadimos la privacidad del hogar ajeno con nuestras ideas. Dejemos pues, que el tiempo valore el trabajo de, eso sí, esta prestigiosa casa y que sea él juez y verdugo.

English version –



I started reading the first issue of Spain’s Harper’s Bazaar the minute their very second number came out of the print, and to be honest, I couldn’t stop smelling apologies all over its pages. Surprisingly, the first issue was full of explanations pursuing the very same idea: the history of the house justifies its future.



As I read down the magazine, I realized that this publication clearly oriented to women really knows how to entertain them with a rich content and a clear format, yet there was no clear storyline within its lines. Harper’s Bazaar first issue was full of old portraits in their editorials while the friends of the American magazine smiled for us in friendly interviews. There is no one like Scrooge McDuck to start from scratch.



Truth is, precisely, that first times aren’t always the very best ones. As inexperienced lovers, our first writings were loaded with illusion and ideas and yet they never had the quality of the ones that followed, where time wiped the borders of our shapeless thoughts. And if we think of it, starting conversation with complete strangers isn’t always easy, not even when our topic is vain and harmless and yet we feel that we are invading other’s privacy. Lets be fair then, and let time be judge and jury for this cause.

All images from Internet. No copyright's violation intended.

lunes, 22 de marzo de 2010

Moda y arte - Cara o Cruz

Cuadros: Miralles Juan

La influencia del arte en la moda es un tema algo manido. Todos conocemos cómo algunas de las creaciones de aquellos artistas que llamamos contemporáneos, o de los más racios pintores, se han impreso en una huella indeleble en aquello que nos viste, nos calza y nos acompaña. En los últimos años hemos visto cómo el oscurantismo del Bosco influenciaba al malogrado Alexander McQueen en su última colección o cómo los lienzos de Rembrandt y Velázquez se plasmaban en las más hermosas telas de la mano de la maison Dior.

Cuadro: Miralles Juan. Mayte de la Iglesia de Ailanto

Algo menos común, no obstante, es ver cómo la moda, ese frugal y superficial arte despreciado por algunos e idolatrado por otros tantos, se convierte en la perseguida musa de artistas que deciden inmortalizarlo sin más que sus desnudas manos. Y es que este último fenómeno, aunque menos visible, existe sin duda.

Cuadro: Miralles Juan.

El último número de Vogue España, anuncia unas retrospectivas de Alex Katz o Kimberly Brooks pobladas de Voguettes en sus lienzos y el pasado martes 16 de Marzo, se celebró en Barcelona el segundo Bite It - Ephemeral Shopping donde los asistentes presenciamos con todo lujo de detalles cómo la moda puede nutrir fantásticas creaciones.

Cuadro: Miralles Juan. Daria Werbowy para Loewe SS2010

En el corazón del Borne de Barcelona, la preciosista Hamptons puso en sus colgadores una muestra de las producciones de Miralles Juan reproduciendo algunos diseños de los más famosos couturiers, mientras el artista ultimaba una obra in situ y la organizadora, mi adorada Cris de TheFashionCircus, nos ofrecía espectaculares piezas rescatadas del fondo del bahúl de los recuerdos.  Y es que no hay nada como un buen vintage, para confirmar que la moda y el arte son, por más efímeras que nos puedan parecer, dos caras de una misma moneda.

--English version:

The influence of art on fashion is yet very discussed topic. As you all know, there are plenty of examples of how the creations of our contemporaries or the famous pieces of classic painters are now part of what we dress, of what we wear, of what we carry. Over the last few years, we have seen how El Bosco's paintings influenced on the recently gone Alexander McQueen or how Rembrandt's now hang on Dior's hangers, among many, many others.

However, it takes a considerable effort to realize how fashion has influenced art over the years, and I’m not precisely talking about old attires on portraits, but the real impact of the fashion industry on art itself.
The last issue of Spain’s Vogue introduces a couple shows on Alex Katz and Kimberly Brooks with fashion celebrities on its canvas. Indeed last march some of us had the pleasure to attend to the second Bite It – Ephemeral Shopping, such a unique experience where we all witnessed how fashion does last as an art.
Thanks to Hamptons’ managers and Cris from TheFashionCircus we had the opportunity to watch Miralles Juan paint a piece live while Cris literally offered us some extraordinary vintage bargains. Truth is, there is nothing like a good vintage to see that art and fashion happen to be two sides of the same old story.

lunes, 15 de marzo de 2010

Marina Jamieson para Xaviworld

Casaca: La Condesa
Conocí a Marina Jamieson (Supemodels) en el backstage de Cibeles. Mi querida amiga La Condesa y yo salíamos de brindar pleitesía a Ion Fiz y a nuestra adorada Marta Ortiz de Zarate de El Jardín de Lulaila, mientras éstos ultimaban los detalles del desfile en el fitting room. Después de tener el privilegio de ver la colección que presentaron entre bastidores, literalmente nos tropezamos con Marina Jamieson y su íntima amiga y compañera de fatigas Rocío Mena.

Casaca: La Condesa
Según vi a Marina me quedé totalmente anonadado. No sólo es un pedazo de mujer de bandera, cuando sonríe se le ilumina la cara como a una niña, con lo que uno pierde completamente la voluntad para someterse a cuanto ella pueda pedirle; una no es una top model así porque sí claramente. No hay nada más atractivo que una mujer que conoce sus armas.
 Levita: La Condesa
Hablando de armas, yo vestía esta preciosa casaca de La Condesa - que además venía calentita de ser fotografiada por Patrik Demarchelier en las posaderas de Anja Rubik para Vogue España -, y Marina reparó en ella y nos confesó su incondicional amor por las chaquetas de aire militar. Por supuesto, no pude más que alabar su buen gusto y pedirle que posara para nosotros con mi chaqueta. Gracias al cielo, La Condesa estaba presente para prestarle, además, la preciosa levita que forma parte de su futura colección y que en semejante modelaza encontró una percha sin parangón.
 Levita: La Condesa
Mientras yo hacía lo que podía con la cámara, Rocío nos embelesaba totalmente con su energía y pasión, contándonos cómo habían forjado juntamente la Revista Moose, una publicación de moda y tendencias que seguro ya todos conocéis y que con semejantes madres, tiene un éxito garantizado. Sin hay momentos que uno no olvida en la vida, sin duda este es uno de ellos.

English version--

 I met Marina Jamieson a couple weeks ago, in the backstage of Cibeles Fashion Week with my dear friend La Condesa. We were leaving Ion Fiz's and Marta Ortiz de Zarate's fitting room - a dear friend of mine - , and we literally run into Marina and her dear friend and business partner Rocío Mena.

The minute you meet such a stunning girl you loose your breath. Marina not only is a breathtaking young woman, as she smiles her face glows like a littler girl's and you simply can't hold your will any more. She noticed the beautiful military jacket from La Condesa that I was wearing - which was photographed by Patrick Demarchelier on Anja Rubik for Vogue Spain a few weeks before - and mesmerized by her, I asked her to pose with it for us. Not only she agreed, yet she also tried out the jacket of the new collection La Condesa is currently designing, that luckily was wearing herself. Wasn’t she a darling?

While I was doing my best with the camera, Rocío told us about their latest venture: Moose a new fashion magazine that you may already know which I'm sure will be a complete success with such parents behind. If there are a few moments we never forget, I'm sure meeting those insanely hot ladies is one of them.

viernes, 12 de marzo de 2010

Jak-and-Jiled Moment


Zapatos Santoni en el shooting de Atelier. de Santoni shoes a Atelier's 2nd issue photo shooting.

lunes, 8 de marzo de 2010

Cibeles - Testas coronadas

Posiblemente será por el frío desconsolador que azota a la península en los albores de esta primavera que asoma, e incluso por esta nevada histórica que ha sumergido a Barcelona en el caos como si se tratara de una anodina ciudad de una república subsahariana, pero todo en lo que yo puedo pensar hoy es en cómo esta moda actual de cabezas rapada con barba poblada, hace destacar las cabezas coronadas.
Un precioso pañuelo en color mostaza con bordados anudado a la cabeza, como si de Erikah Badu se tratara, es una fantástica alternativa para dar un toque de sofisticación a un estilismo ya de por si asombroso.
Un sombrero estratégicamente situado, sin nublar la vista ni cubrir la frente, consigue ese aire bohemio que tantos persiguen sin éxito. Bien por mostrar los calcetines y el cinturón, por cierto, el mundo es de los osados!
Sombreros de fieltro perfectamente conjuntados, o boinas de lentejuelas para las más atrevidas son también soluciones válidas para vestir nuestras cabezas con algo más que el peso de los años.
Si algunos recurren a bufandas o gorros para cubrirse, otros prefieren plantarse estudiados (des)peinados que sin duda, captaban la atención como si llevaran una boya por sombrero.
Mi favorito en esta categoría es te chico que tiene un pelo increíble. No sé quén es, pero me pareció sorprendente como todo su estilismo mejoraba sustancialmente gracias a ese poderoso peinado. Al más puro estilo Lenny Kravitz, un peinado afro y una barba de dos días, puede brindar gratas sorpresas.

¿Qué, os animáis a cubriros la cabeza con algo más que preocupaciones?

miércoles, 3 de marzo de 2010

Mayte de la Iglesia en Atelier

Sí, ya está disponible en todos nuestros ordenadores gracias a ese magnífico fenómeno llamado internete, el segundo número de la Revista Atelier. Si el primer número nos dejó a todos boquiabiertos con su formato e ingenioso contenido, el segundo número supera las espectativas de los más escépiticos. En el corazón de la revista, una magnífica editorial en la que la más lánguida Mayte de la Iglesia (Group Models), demuestra cómo ser una mujer, y no morir en el intento.

Con un vestuario de excepción, y un equipo de fotografía y maquillaje sin parangón, esta editorial fue, por encima de todo, una experiencia inolvidable que tuve la suerte de presenciar. El Hotel de las Letras y la antigua "Casa Condal" - actualmente mi pequeño 'mundo' - fueron el epicentro de esta divertida sesión.


Vestido Alma Aguilar


Vestido Dulces Promesas Heaven

Vestido Alma Aguilar. Zapatos Santoni

Vestido Alma Aguilar. Zapatos Santoni

¿Qué os parece la editorial?¿Habéis visto el último número? ¿Qué tal esta modelaza de la vida?

lunes, 1 de marzo de 2010

Cibeles FW2010 - Kissing Room 1

Una de las cosas más maravillosas de la Madrid Fashion Week es el magnífico Kissing Room que patrocina Grey Goose. Se trata de una sala de acceso restringido en la que se felicita al diseñador que acaba de presenta su colección, mientras se ameniza la sesión con un copazo de la vida, customizado. Lo más habitual es que los VIPs que han poblado las front rows de los diseñadores, se dejen ver por la sala.

El sábado pasado, me encontré con los siguientes: María Reyes, y una pareja de amigos.


Carmen Lomana, enBalmainada, con quien tuve el placer de hablar después de la jornada de sábado y que se mostró de lo más interesada en las chaquetas de La Condesa

Juan de la Iglesia, escultor botánico, que me intentó cambiar la chaqueta de la Condesa por una americana vintage de YvesSaintLauren. No fue posible, claramente.



Boris Izaguirre, también amante de mi chaqueta, que se fue encantador y se dejó fotografiar conmigo.


Manu Tenorio y Silvia Casas, a quién fotografié mientras posaban en el front row


Mar Flores, espectacular en el desfile de Schlesser

Lo cierto es que el Kissing Room es fantástico para nosotros, es como una visita al zoo en la que los bloggers somos como niños asomados al cristal de la jaula, abducidos por el espectáculo y dispuestos a cincelar en nuestras retinas todo lo que en él sucede y el resto de asistntes son nuestra fauna preferida: fashionistas famosos o anónimos, que se dejan fotografiar y sonríen con complicidad feliz y sin tormento. Os iré enseñando algunos otros asistentes que famosos o no, que merecian pasar a laposteridad por su genuino estilo.

Among the greatest things of Madrid Fashion Week, Grey Goose's kissing room is one of my very favourites. As all kissing rooms, it's a place to congratulate the designer whose collection has been recently shown on the catwalk, and all the celebrities that attend to their shows, happen to be invited. For us bloggers, is like a day at the zoo. We are the children, mesmerized by the activity and the attendants, and the VIPs and the anonymous fashionists - that smile when a camera gets in their way - are our little fauna. In the next few days, I'll show you the rest of the beautiful people seen in the kissing room.