domingo, 28 de noviembre de 2010

Cibelinos sobrios

Elegante, no? La verdad es que los pantalones tipo chino y las americanas de cuadro de gales son fundamentales en cualquier armario. Algo más atrevidos son los zapatos de ante verde y el Alexa de Mulberry, pero a mí me parece que el efecto es sensacional.

Como sabéis la pasada edición de la Cibeles Madrid Fashion Week – nombre que por cierto me resulta muy extraño, difícil de recordar por algún motivo – no estuvo exenta de polémica. Las propuestas de muchos diseñadores parecieron insuficientes y mediocres ante la crítica mirada de la prensa especializada. Unido al caótico entorno económico en el que nos encontramos, muchos se plantean la viabilidad de estas plataformas para diseñadores así como la idoneidad de las mismas. La lucha de subvenciones, los favoritismos políticos y la paupérrima presencia internacional fueron, para muchos, una señal de alarma de que hay que las cosas no van bien. Atrás quedaron los años de lucha por un índice corporal, eso es arena de otro costal, aunque reconozco que se hace camino al andar.
Una de las caras más amables de la televisión. Jeans, americana gris, todo en tonos similares y neutros. La  nota de 'color' la añaden el  pañuelo y las soberbias gafas, que denotan mucha actitud. Y ya van dos con pantalones vueltos y sin calcetines.

En teoría estas plataformas deben suponer un escaparate de exposición para las colecciones de los diseñadores más insignes, más relevantes del panorama nacional. Desde el desvanecimiento de la Pasarela Gaudí de Barcelona, y con la imparable aparición de otras pasarelas locales como la celebérrima Valencia Fashion Week, la pasarela Cibeles se nos antoja debería mostrar las propuestas de los diseñadores más consolidados, los de mayor proyección internacional, posicionándose como un referente de la moda nacional. La triste realidad es que con las contadas salvedades que desde esta bitácora os he mostrado, a mi entender corre el peligro de convertirse en un cementerio de elefantes.
Tonos pastel por definición y unas preciosas slippers de terciopelo azul. Se aprecia poco en la foto, pero la combinación de la pajarita con la camisa era sensacional. Posiblemente yo habría apostado por oscurecer más los pantalones, pero aún así me gusta mucho.

Aún así, este tipo de eventos congregan a muchísimas personas que por su profesión o voluntad, tienen un interés especial en seguir las tendencias de las temporadas que seguirán. Muchos de ellos, además, son creadores de tendencias en sí mismos, como muy bien explica un vídeo llamado Influencers del que ya os hablé desde mi otra bitácora, Xaviworld with Bowtie.

Este modelo alemán - creo recordar - apostó por pantalones negros, camisa vaquera y botas camperas - por cierto imponentes -. Está claro que la percha hace mucho, pero a mí me parece que con muy poca estridencia, el resultado es muy interesante en sí mismo. Confirma, nuevamente, que el pantalón, con botas, se lleva por dentro este año.

En las últimas semanas os he mostrado muchos estilismos interesantes para hombre que encontré en mi pequeña incursión neoyorkina – convendréis que no están nada mal...para que luego canten que no hay marcha en Nueva York – pero Madrid en eso, no tiene absolutamente nada que envidiar. Madrid está lleno de gente que tiene mucho estilo en su vestir, aunque curiosamente la propia industria nacional tiende a menospreciar ese escaparate sin parangón que son nuestras calles.
El caso es que cuanto más le miro más me suena. Me encanta el color de sus vaqueros y la camisa de cuadros azul klein - aunque no se vea bien aquí -. Durante años, injustamente, se ha reservado este cuadro para los manteles, pero visto lo visto, creo que debería reconsiderarse. Y con este van tres de pantalones vueltos.

Algo que quería puntualizar, es que no siempre debemos asumir que el arriesgar es el único sinónimo posible del ‘vestir bien’. Reconozco que tiendo a mostrar lo que a mí me gusta denominar  "Riesgos Controlados", y es que pienso que no tiene mucho sentido que os enseñe a chicos cuyo estilo me gusta cuando únicamente van con unos vaqueros y una camisa blanca, pero es cierto que hay clásicos de ayer, de hoy y de siempre.
César fue un descubrimiento de esta última edición. Este editor, redactor  y diseñador de moda, no solo personifica el pluriempleo a la perfección, su sagaz sentido del humor y brillante inteligencia fueron devastadores.Con un jersey gris marengo de su creación, camiseta y jeans negros iba simplemente perfecto.

Aquí os he dejado una selección de propuestas sobrias, aparentemente podrían parecer incluso convencionales, pero sin duda son acertadas y favorecedoras para cada uno de ellos. Al final, se trata de emplear la cabeza para vestirnos, aunque como dice el Sr. Rajoy lo propio sea hacerlo con los pies, y no convertirnos en esclavos de nada.

¿Y vosotros, os vestís por la cabeza o por los pies?¿Favoritos de hoy?

domingo, 21 de noviembre de 2010

CHANEL, el gusto es nuestro

La Condesa y yo en el front - row de Chanel...algún día, no muy lejano, no será un montaje..

Hablar de CHANEL es hablar de lujo, está claro, pero por encima de todo supone hablar de precisión, de minuciosidad, de exactitud. Famosas son, por su robusta supervivencia al inexorable paso del tiempo, las puntadas de silla de caballo de Hermès, pero lo cierto es que al tomar en tus manos una prenda de CHANEL, te das cuenta que, por pequeño que sea, cada detalle tiene una razón de ser y su existencia, con independencia de su peso final, solo tiene sentido si es perfecta.
El showroom estaba perfectamente preparado para sacar fotos. Aquí tenéis el nuevo bolso estrella de la maison, el Mademoiselle.

Sorprende observar las costuras de las chaquetas de una preciosa pre-colección de primavera – verano, una de las ocho que anualmente presenta la maison, que bajo una aparente sobriedad de formas y líneas, demuestra que Karl se lo ha pasado cañón ideando costuras y pliegues imposibles que se adaptan al cuerpo a la perfección acentuando las virtudes, difuminando las imperfecciones. 
La pre-colección primavera-verano, además de ropa de mujer e increíbles collares que imitan hojas, leones y demás, incorpora una colección de cricket. El golf ha muerto.

Está claro que los chaneles, como los diores, valen un riñón, pero no  solo pagamos marca, o una buena tela; pagamos que más de una persona se ha dejado los codos y las pestañas en cada una de las piezas, remanentes de la artesanía. Un lirio entre cardos, vamos.
La Condesa un año más no lo pudo evitar y se sumergió en el universo chanelino con intensidad y devoción, somos como niños.

El jueves pasado, CHANEL abrió las puertas de un precioso showroom a la prensa y tuve la ocasión de pasar un buen rato con mi querida amiga La Condesa, probándonos cosas, fascinados como niños pequeños dentro un escaparate de una juguetería. En la visita, además de con la casi profética Mayte de la Iglesia - os comento que esta mujer consigue que se abran las puertas de cualquier sitio a los profanos, como si el Mar Rojo se tratara, con sus mismas tablas - me encontré con caras conocidas del sector y siguiendo estilos distintos, iban perfectamente ataviados para la ocasión. Aunque CHANEL se enfoque en mujeres, hay muchos hombres en el universo CHANEL a los que prestar atención.

Vaya cuatro patas para un banco no? Yo no sé por cuál de ellos me decanto, así os lo digo.

La verdad, resultó fascinante escuchar a las chicas de CHANEL, su conocimiento de la colección, de la filosofía y de  la tradición de la marca es casi evangélica. Nuevamente, en cada compra, además, pagamos que los mejores profesionales sean los que nos atienden y los que velan por el bien hacer de esta maravillosa casa y está claro, de un modo u otro, el gusto es nuestro.

¿Qué os parecen la colección? ¿Preferís el Mademoiselle o el 2.55? ¿Y qué me decís de estos chicos, cuál es más vuestro estilo?

domingo, 14 de noviembre de 2010

Fashionistas unidos


La Condesa con una de sus nuevas chaquetas con puños de plumas extraíbles, y su colección detrás. Por fin ha cedido a las peticiones con abrigos-vestido, que llevan una obra de arte firmada por Manolo Campoamor.

Estamos en una época plagada de eventos y presentaciones de colecciones, para la próxima temporada de primavera – verano. Tras haber visto en pasarelas las principales tendencias, son muchas las marcas que ajenas al trajín y al mercadeo de los desfiles, tienen mucho que decir al respecto. Fashionistas, un exitoso y célebre showroom afincado en el corazón de Madrid, lanzó una presentación de las marcas que cuidadosamente representa el jueves pasado en el no menos espectacular, In Dietro.

Otra chaqueta de la colección, realizada en lino y con más de siete cortes, cosa que hace que se adapte al cuerpo como una segunda piel, resaltando las virtudes. Os lo digo que lo he visto con mis ojos, esta chaqueta debería ser obligatoria para subir el ánimo a las mujeres.

Empezamos por mi favorita, y es que no puedo ser objetivo, lo reconozco. La Condesa Conde, amiga, diseñadora y blogger, que en el último año ha ocupado gran parte de las páginas de las revistas de moda del país. Vogue, In Style y Telva, entre otras, sucumbieron a la que fue su primera colección de chaquetas militares, levitas y chalecos, convirtiéndola en una ídola de masas y un claro referente en el sector. Su nueva colección, inspirada en la cosa amalfitana, mantiene las raíces militares, pero se sofistican y diluyen, con impresionantes obras de sastrería hecha en España para él y especialmente para ella. Enhorabuena, querida, una colección sensacional.

La colección de Teresa Helbig y un detalle de sus pulseras farónicas. Los detalles de esta colección estaba cuidadísimos y las telas eran magníficas. Es increíble, pero cuando las ves colgadas en percha ya tienen presencia, algo atípico en la ropa que has visto en desfile

Teresa Helbig es otra de las marcas dentro del paraguas de este potente showroom que también pude ver en la presentación. Esta diseñadora afincada en la  Ciudad Condal, presentó en Cibeles el pasado septiembre una femenina colección basada en la fotografía de David Hamilton, revolucionario de la década de los 70. Sus sensuales prendas fueron las más aplaudidas en la pasada edición de la Madrid Fashion Week y no es para menos, su impecable confección y sus reminiscencias a Chloé o Celine, le garantizaban estar alineada con las tendencias, y la alejaron de la mediocridad de muchos de sus compañeros.

Aquí tenéis la colección de Fun & Basics. Las maletas tipo Dr. Bag son preciosas, y los maletines de colores también. Atención a esas carteras en paja/yutex o lo que sea, son preciosas.

Fun & Basics, esta firma que a mediados de los 90 apareció con unos complementos más alegres y juveniles, también desplegó su potentísima propuesta de accesorios para la temporada que viene. Con bolsos en tejidos naturales y estampados por otra blogger sin parangón de la que ya os hablé en alguna ocasión, Moniquilla, maletines que recuerdan la pitón más salá, y unas pulseras que seguro que desbancarán los rosarios de la Carbonero, su precioso corner alegraba la vista a cualquiera y era de lo más unisex.

Corner de Monica Vinader. Sus joyas son obras de escultura y orfebrería, algo verdaderamente impresionante, considerando su aparente sencillez.

También estuvieron presentes Monica Vinader, cuyas fabulosas pulseras han ocupado parte de la escena blogger del último año, y que entre otros premios recibió en 2009 el UK Jewellery Brand of the Year. Aunque en su presentación no se pudieron ver ninguna de las propuestas para hombre de esta firma, os recomiendo una visita a su página, y descubriréis que los relojes, que estuvieron presentes de la mano de Hermès, no son la única joya que un hombre debe llevar.
D-Due. Que Galicia está de moda es una realidad que Zara se ha encargado de promover, pero no solo hay fast-fashion, vestidos con estampados únicos y cortes precisos.

D-Due, una firma coruñense también contó con su espacio para presentar una colección de vestidos cocktail cortos y blusas con preciosos estampados, que no podían más que recordarte a Manoush. Para terminar, la archiconocida Comptoir des Cotonniers, también tuvo un espacio propio en la presentación con sus prendas de líneas simples y románticas.

Detalle de Comptoir des Cotonniers. No me digáis que no parece cómodo ya en la foto!

Y bueno, ¿qué os parecen? ¿Favoritos?

domingo, 7 de noviembre de 2010

Riesgos controlados

Continúo sacando material de mis días en Nueva York. Lo cierto es que según leo mis propios posts parecerá que lo único que hice fue sentarme en una esquina de la NY fashion week y a cualquier tipo con un cierto estilo que pasaba por delante de mí, le paraba para sacarle una foto, endosarle una tarjeta y pedirle una recomendación sobre la ciudad. Pues no! Bueno, un poco sí.

Sí. Sé que no va muy atrevido, pero me pregunto cuántos se comprarían una gabardina amarilla. Y es más, a ¿cuántos les quedaría así de bien?

Pero hice mucho más, no queráis saber, pero sí puedo decir que tuve mucha suerte en esta visita, más adelante os enseñaré un par de anuncios que pude ver mientras se rodaban, e incluso coincidí con el fiscal general de NY en una de sus declaraciones públicas y me invitaron a sacarle fotos con el resto de la prensa. El caso es que como os decía hace unos días, la gente es muy afable, a pesar de que en primera instancia sus apresurados andares y su seriedad aparente pueden resultar un freno.
Siempre tengo mis dudas sobre las capas para hombre...claro que posiblemente la culpa sea de Marichalar y esa capa tan Conan Doyle que gasta...esa, me pareció interesante y caliente!

Ese punto de extravagancia, de jocosidad hacia uno mismo que se destellaba en el vestir de algunos de mis posts anteriores, y que confieso que si está controlado a mí me parece francamente seductor, es muy común en la gente que trabaja en este sector y que tan influenciados por las tendencias, vislumbran lo meramente actual como aburrido, siendo necesario cruzar ligeramente la línea. A veces se acierta y otras claramente no, pero yo siempre aprecio el esfuerzo, aunque a veces el resultado puede ser un esperpento digno de Valle-Inclán.
Adoro el plaid. Me encantó la americana y la verdad, es llamativa, pero me gusta cómo le queda...qué os parece?

El caso es que en la mayoría de ocasiones cuando esos pequeños guiños los hace alguien bien parecido, pues la verdad es que el resultado es mucho mejor, no nos engañaremos. Como en todo, hay gente que puede permitirse parecer un Punky Brewster de la vida y sigue viéndose ideal, mientras que otros, sencillamente, su mejor amigo debería ser la sobriedad o en su defecto, la absoluta oscuridad. Cruel, pero cierto.
Este chico podría ser un Casiragi, con tanto plusmarquismo, pero me encantó su look y la clave está en sus zapatos rojos...I don'tthink we are in kansas anymore!

Durante mis días ahí, recogí varios intentos de originalidad interesantes en el vestir. Algunos más osados que otros, pero sin duda, cada uno de ellos llamaba la atención en su medida y el resultado a mí me parecía muy sugerente. En otras palabras, no está de más que a veces, nosotros mismos juguemos con el vestir, y seamos un poco cómicos. No se trata de ponerse un cesto de frutas en la cabeza, ni salir a la calle con un bolso de tocadiscos, pero sí de tener un poco de sentido del humor. 

Al final, tantos días vistiéndonos por los pies, puede resultar un poco aburrido no creéis?

lunes, 1 de noviembre de 2010

Halloween or Fashion Extravaganza

Parece que el origen de Halloween es una fiesta celta que celebra el fin de la temporada de la luz, y que el uso de disfraces y máscaras se debe a un intento de ahuyentar a los espíritus malignos. En plena globalización de las culturas y las tradiciones, no creo que muchos de quienes se disfracen pretendan atemorizar nada más que sus propias inseguridades, pero es solo una opinión personal.

Lo cierto es que en determinadas situaciones: rúas samberas, proclamaciones de orgullo vario, eventillos de papel couché entre otros, todos podemos dar un poco de rienda suelta a nuestras excentricidades con alguna nota discordante, que además suele tener un trasfondo interesante. Aún hoy día no comprendo por qué la mayoría de los hombres insisten en disfrazarse de mujer, de monja díscola o enfermera silicónica, como si esperaran que con el disfraz viniera un manual de instrucciones de cómo satisfacerlas.

El caso es que en toda semana de la moda que se precie hay algún freak de dios que para llamar la atención se encasqueta el disfraz más ridículo que encuentra, para atraer los focos. Que hablen de mí ni que sea mal. Por más que después de días mirando ropa, bonita y terrible de la mano, tengas dudas, siempre resulta fácil identificarlos, son los que pasean por delante de las cámaras con sonrisas de complicidad feliz. Desde que llegó lady Gaga, parece que son muchos los que quieren trasmitir un mensaje con su atuendo.

Otros, no obstante, desafían sus hábitos jugando con sus vestimentas, consiguiendo lo que los ingleses llaman un twist: un pequeño golpe de efecto que te sitúa entre lo extravagante y lo sencillamente estúpido y no puedes evitar sonreír al verles pensando: toma ya! Estos claramente, son una rara avis.

Y a vosotros, ¿qué os parecen estas piezas que os propongo?¿twist o freak?

-- English Version

They say that Halloween is a Celtic celebration for the ending of the light season, where we dress out to scare the bad spirits. Truth to be told, I’m not quite sure that in this world we currently live in, none of the people who wear costumes are actually trying to scare nothing rather than their own insecurities but that’s just quite my point of view.

To be completely honest, I do believe that in some situations, such as parades or pride celebrations among others, we can get a bit eccentric and give a twist to our habits, and normally the attached message is quite interesting. I still don’t get why on earth all men tend to dress up as slutty women, with the precious versions of sexy nun and horny nurse as if there was a sort of women manual with the costume.

 Anyhow, any fashion week proud of itself has a couple freak that dress up like morons just to get all the attention. There are no limits when it comes to monopolizing flashes and microphones, so they can make a fool of themselves and still walk head high, what I like to call the fashion extravaganza. Ever since Lady Gaga, a lot of people happen to have a message to share through their outfit. Other’s however, have the virtue of knowing how to play with trends giving them a little twist and taking wide-eyed faces as they step in. Those are indeed rare specimens.

So what do you think of those guys I posted? Twist or Twisted?