miércoles, 14 de marzo de 2012

Business Casual II,marcando tendencia en la oficina

Últimamente me he dado cuenta que algunos de los que aterrizáis en esta mi humilde bitácora, lo hacéis a través de un post que publiqué hace ya un tiempo sobre el Business Casual. Lo cierto es que no sé si esto se debe a que a los hombres de hoy les preocupa mucho la etiqueta en general, o debido a que cada vez más las empresas se han dado cuenta que la elegancia no está reñida con la informalidad, o no necesariamente.

Aquellos que ya hayáis superado los diez mandamientos que os comentaba en Julio del año pasado, y sigáis esperando que baje Moisés con más reglas, aquí os dejo un puñao de consejos para que no sólo vayáis perfectamente ataviados en vuestra oficina, además hagáis siguiendo las tendencias de esta primavera y verano; me temo que para las de invierno tendréis que esperar.
Camisa vaquera y tonos grises, simplemente perfecto. Photo: Santa Eulalia


1. Si no has leído mi post anterior, vuelve a la casilla de salida. Es importante asentar las bases primero y luego hacer las florituras y piruetas estilísticas. Haz clic aquí y luego ya puedes seguir leyendo tranquilamente.
2. Usa una corbata de punto o de lino para darle un toque más sofisticado a una camisa, y si verdaderamente te ves con ello, prueba con una de punta cuadrada y ganchillo. Es posible que sientas la tentación de aflojarte el nudo y desabrocharte el último botón; recuerda que estás en la oficina, no en Saint Tropez.
3. Las camisas de cuadros y estampadas han vuelto. Esto no significa que todas ellas sean aptas para todas las oficinas del mundo, el business casual requiere que sean cuadros o estampados un poco sobrios, así que olvídate de las transparencias y de los estampados animales para el despacho.
Tal vez la camiseta no sea la mejor alternativa, pero el conjunto es ideal. Photo: Santa Eulalia

4. Recuerda que el balance es importante, así que si arriesgas un poco en algo, lo demás que sea un poco menos atrevido. Si vas con una camisa vaquera, no te dejes la americana en casa y procura que los pantalones sean de algodón gris o marrón; los tonos combinarán bien y no parecerás Coyote Dax.

5. Ponte los zapatos de cordones sin calcetines. Sé que hay un riesgo en esto, y es que tus pies huelan a granja pero una buena higiene o un antitraspirante pueden solucionar tus miedos sin necesidad de amputar. Si quieres demostrar al mundo tu atrevimiento, enróllate la pernera ligeramente pero nunca superes el tobillo a no ser que lo tuyo sea la pesca de la trucha de río, en cuyo caso no creo que mis consejos te sean de gran utilidad.

6. Elige los complementos con cuidado, pero sin miedo. El hombre de hoy en día ya no tiene que llevar las cosas en la mano o en una mariconera de las de antes; tampoco es necesario que lleves un maletín de acordeón para la cartera y el móvil; los Messenger bags son una gran solución y también los pequeños attachés de piel: sofisticación y buen gusto, sin perder la practicidad.


Un traje de tonos tierra, unos zapatos con un twist y las mangas arremangadas, elegante e informal. Photo: Santa Eulalia

7. Se acerca esa época del año en que el tiempo es absolutamente imprevisible, así que no seas incauto y llévate una prenda de abrigo: el catarro no es nada business casual. Lo mejor es una gabardina, que siempre parece que esconde algo bueno, y cómo no, una americana de lana fría o algodón. Sea lo que sea, procura que sea de tu talla y que corra el aire, ya me entiendes.

8. Si decides que lo tuyo es más business que casual, pero estás harto de ir siempre igual, cálzate un buen traje de chaqueta, con una camisa lisa y compleméntalo con una rebeca de color un poco subido, pero que no sea un semáforo. Procura que haya un contraste interesante: gris y verde o azul y rosa para empezar, no están nada mal.

9. Los pañuelos son tu nuevo amigo, recíbeles como se merecen. Los hay pequeños para poner en una americana – lo mejor es que no uses puntas, que sea en cuadrado – pero también los foulards son bienvenidos. Grandes y estampados, están bien para ir de la calle a la oficina y de vuelta a casa, pero los medianos de seda pueden ser un interesante sustituto de la corbata. Eso sí, nada de abrirse la camisa hasta el pecho, que esto no es un club de alterne.
Tal vez lo veáis muy marinero pero con esto se puede ir al trabajo perfectamente. Photo: Santa Eulalia
10. Los tejidos de primavera y verano como el algodón y el lino suelen arrugarse bastante, así que no descuides la plancha; pero date el lujo de mezclar tejidos sin que se rompan las premisas básicas que hemos hablado. Una recomendación: lino blanco y cuero marrón, como demuestran en Dior Homme, quedan estupendamente.

¿Os atrevéis con alguno de estos bri-consejos?

-          English versión

I’ve just realized that many of the people that lands in my blog actually does is looking for Business Casual tips, thanks to a post that I wrote a while ago. I can’t help but wonder whether this means that men today are quite interested in etiquette matters or if it’s just that more and more companies realize that elegance is not necessarily unrelated to casualness. Anyhow, if you have already checked my prior commandments and you are still seeking for more information, here are a new bunch of them that will help you to dress appropriately and be trendy at the same time. Of course, they all are related to the fact that we are in spring, therefore you’ll have to be patient for the winter ones.
1. If you haven’t read my prior post, go to the start it. There are a few concepts to settle down first, and you can reach it by clicking here.

2. Wear a cotton tie with your shirt, or if you dare, try with a knit tie, the square ones. You’ll look trendy and smart, and very business alike. If you’re tempted to unbutton your shirt and loosen the knot, remember you’re supposed to be at the office, not in Saint Tropez.
3. Pattern shirts are in again, but remember that you’re going to the office therefore transparencies and animal prints are out of the question. Some square patterned shirts look very nice, and yet professional, go for them.

4. It’s all about balancing, so if you feel you’d like to risk with an element of your outfit, try to leverage it with the rest. Say you go for a denim shirt; try not to use the jeans and the cowboy boots the very same day.

5. Leave your socks at home for a day, only if your feet don’t stink. Try some formal shoes and roll your trousers just a bit; you should never show your ankle, there is the line.

6. Pick your accessories carefully, but bear in mind that you no longer need to walk with everything on your hands or in your pockets. Try a messenger bag or a small briefcase, and you’ll look very professional. Just so you know: recylcling accessories from our elders is a risky business, stay out of it in business hours.

7. Weather can be quite unpredictable at this time of the year, so carry a trench or a jacket with you. You can go for the cotton ones or the cold wool ones, either ways you’ll look like a star.

8. If you still want to stick to the suit, try using a bright cardigan – not too bright please – to give your outfit a little hint. Perhaps grey and green, or blue and pink are the safer areas.

9. Handkerchiefs are your new friends: use small ones for your suit; the big ones like foulards to get in and out of the office, and dare to use the medium ones inside, instead of an average tie. Still, don’t unbutton your shirt showing your chest, this is a serious place.

10.  At this time of the year, there are some new fabrics to keep in mind: linen and cotton are the most used, but bear in mind that ironing everything is mandatory. If you feel like it, try mixing up fabrics: linen and brown leather look pretty smart to me.
Are you still hungry for more?


All images from Santa Eulalia. No copyright's violation is intended

1 comentario:

The Rule of Mr Kane dijo...

Great post! (liked all looks)
have a great week!

JK || http://mrkanerule.blogspot.com