jueves, 26 de julio de 2012

Un nuevo hombre en Tiffany & Co


(English version at the end)


La entrada de Tiffany and Co no podía ser más solemne, no os parece?
Hay quien asegura que durante los meses de verano no sucede nada interesante; que nos aletargamos con el calor y las horas de sol, y en general yo os daría la razón. Hace unos días, no obstante, en plena ola de calor mesetera, recibí una de esas proposiciones a las que simplemente uno no puede negarse, ni aún que quisiera, que además no era el caso.

No hay muchas cosas que alegren tanto como la cajita turquesa
Tiffany’s, con mucho atino debo añadir, ha decidido apostar por el mundo de los blogs y ha seleccionado a unos embajadores de la marca, entre los que tengo el privilegio de hallarme.  ¡¡Tachán!! ¿Cómo os quedáis? Más especial resulta la noticia, si cabe, si tenéis en cuenta que su apuesta también incluye, por lo tanto, a los hombres de este país, que tienen un amplio rango de productos a su alcance.

No creo que deba insultar a vuestra inteligencia intentando explicaros ni qué es Tiffany & Co, puesto que su nombre ha sido durante lustros sinónimo de lujo y buen gusto en el mundo entero; ni subrayando la dimensión de esto que, como podréis comprobar en breve – estad atentos que vienen más sorpresas - , es sencillamente colosal; simplemente, quiero haceros partícipes de la emoción que me embarga en uno de esos momentos en los que el ego no me cabe en el pecho.

Mis gemelos, tienen más de 15 años y están perfectos.

Hace unos años mi tía Mercedes fue a Nueva York, en aquel entonces uno no podía comprar estas piezas en España, y me regaló unos preciosos gemelos que aún atesoro. En ese viaje, recuerdo, se probó un espectacular collar de perlas que cuando preguntó su precio al atento dependiente resultó valer casi 50.000 dólares. Mi tía, con mucho estilo eso sí, se dejó el collar aduciendo que estaba fuera de su presupuesto y el dependiente, que tenía muchas horas de vuelo contestó: “para eso está el caballero”, señalando a mi tío que se hacía el orejas.

¿Qué habrá en cada cajita?
Vosotros, no os preocupéis. Yo no os atosigaré a sol y a sombra para que hagáis una inversión en joyería duradera y de calidad por un módico precio; ni tampoco haré una oda a cada uno de sus productos porque no lo necesitan francamente. Simplemente veréis que la vida de un hombre actual también puede incluir a Tiffany’s y que este mundo hemos venido a mucho más que a pagar la cuenta.

¿Qué os parece?¿Qué pensáis de la joyería para hombre?
- English version
People say that summer is a slow time for business, mostly due to the unbearable heat and the fact that no one is ever around. I must say that this warm-as-hell July has proved us all wrong. I’ve just been rewarded with such a treat I couldn’t resist to tell.
Tiffany’s has recently decided to endorse the blogging world and has picked ten bloggers as brand ambassadors in Spain. Lucky me, I’m one of them. How about that? It’s even a more peculiar new when considering that it actually entails that they also go for the male segment, which actually has a wide range of products to choose.

I don’t find necessary to introduce who Tiffany & Co is – this brand has been a synonym for luxury and taste for roughly two centuries. There is also no need to point out that this is a major thing for me, it is certainly obvious plus you’ll have the time to see it for yourselves – beware, more surprises to come -. It’s just that I felt the urge of sharing such joy wit you guys; can you blame me?
A while ago my aunt was in New York and as a present gave me a pair of cufflinks from Tiffany’s that I still treasure. That very same trip, while she was treating me, she tried on a pearl necklace that was priced over $ 50,000. The minute she realized, she mildly took it off and gave it back to the gentle salesman whilst highlighting the fact that was ‘a bit out of her range’.  He subtly pointed my uncle and said: “that is precisely what the gentleman is here for, isn’t he?”

Don’t you worry now! After all, I won’t suggest you invest your savings in a durable jewel nor will I highlight all the beauty in their products, it is really unnecessary. I’ll just show you how a modern man fits into Tiffany’s style and has much more to do than pay the bill.

What do you think? What’s your view on men’s jewellery?

1 comentario:

Miguel Navas cupones estética dijo...

La joyería masculina debería de ser tan importante como la femenina, pero, todos sabemos que nunca llegará a ser así, nos llevan mucha ventaja en cuestión de complementos de moda. He descubierto su blog y estoy encantado, es muy completo y profesional, ya tiene un nuevo lector de Madrid