miércoles, 24 de octubre de 2012

El Sueño de una Noche en Plata de Tiffany & Co


Hace una semana se celebró en Madrid una fiesta de esas memorables: coincidiendo con los 175 años desde la fundación de Tiffany & Co, la firma decidió organizar una fiesta en el Palacio de Neptuno para 900 invitados, nada más y nada menos, bajo el lema “El Sueño de la Noche en Plata”.
La barra de bebidas. Como os podéis imaginar esto nunca estuvo así de vacío.
Y es que aunque todos pensemos en Tiffany& Co como una firma inalcanzable, con esos diamantes de pedida que aparecen en las películas que deberían venir con seguro de vida o por lo menos chofer, la verdad es que posee líneas de joyas igualmente delicadas y exclusivas, pero mucho más accesibles en plata, rutenio y oro.
Por todo el recinto podías encontrar urnas de metacrilato cerradas con candados y a cada invitado le dieron una llave. Si abrías la urna, la bolsa con el regalo era tuya. 
En la fiesta, como era de esperar, se vieron un sinfín de caras conocidas: Carmen Lomana – que no se pierde una buena fiesta – o Maria José Suárez –fueron algunas de las más conocidas, aunque reconozco que encontrarme a Mónica Pont y a la escultural Cristina Warner – mucho menos habituales de estos saraos  - me hizo especial gracia.
Cristina Warner y Monica Pont.
Pero no sólo hubo invitadas de altura, también algunos de los asistentes masculinos dejaron el pabellón bien alto. Aunque de entre las celebridades masculinas, los actores Alex Gadea y Fernando Coronado, o Antonio de Felipe, conocido pintor pop entre otros.
Alex Gadea y Fernando Coronado, y Antonio de Felipe. Camisa blanca, lo que yo os diga.
Cabe destacar, posiblemente deberíamos agradecerlo más que otra cosa, que fueron pocos los que arriesgaron con su atuendo –  digamos que la prenda estrella de la noche fue la camisa blanca – de entre los anónimos había un buen plantel de sujetos que de tan arriesgados, cualquiera diría que se habían confundido de evento y de fecha. Otros, no obstante, merecían una instantánea, como mi futuro esposo que iba hecho un pincel, aunque eso, señores, me temo que no lo puedo demostrar. De nuevo la exclusividad tiene sus ventajas.

-       English version

Last week Madrid hosted a memorable event: Tiffany & co had a massive party, with over 900 guests, to celebrate the 175th anniversary of the firm, under the claim “A Dream of a Silver Night”. Truth is that regardless of the fact that big jewellery and diamonds pop in our minds the minute we say Tiffany, they also have some affordable yet exclusive silver lines they wanted to show.

As most of these parties, there were celebrities everywhere. Some of them are quite easy to find when champagne is free, but some others are quite hard to find at a public venue. Most of the gests were quite formally dress and they not many of them decided to risk with their outfits. There were however, some random guests that were completely disguised, and it was terrifying. At some point I just thought they were part of a Halloween montage.

Some others were so cleverly dressed that deserved to have a photo, my fiancé amongst them, but I wasn’t in the mood for taking pictures. Again, exclusivity comes with a price, but has its own advantages.

Photos ©Tiffany & Co. Goyo Conde 

1 comentario:

Urbanmanbas dijo...

Geniales las fotos... y ya me imagino lo bien que la deben haber pasado.
Abrazo, Germán.

http://urbanmanbas.blogspot.com.ar/