viernes, 30 de noviembre de 2012

Les Cols: una experiencia diferente

Hace unos meses os comentaba en mi blog y en el de Santa Eulalia, el montaje que preparé el año pasado para festejar el cumpleaños del que,  gracias al Tribunal Constitucional, puedo seguir esperando que se convierta en mi marido en algún momento. Como os dije el resultado fue muy bueno para él – le encantó su regalo – y no tanto para mi – había sentado un precedente difícil de igualar. Como este año teníamos que celebrarlo también, y no quería decirle “ahí te quedas cuerpo triste”, fui previsor.
Pabellones Les Cols. Imagen de la marca.
Este año me decanté por las experiencias, y después de mucho barruntar, le preparé un paquete personalizado y muy atípico, debo reconocer, pero pareció seducirle también – desde aquí os pido ayuda para el año que viene que miedito me da - . El caso es que después de rodear nuestros días de asfalto y edificios, decidí que teníamos que huir de las urbes y se me ocurrió el regalo perfecto: una estancia completa en Les Cols.
La casa es una masía tradicional con una prolongación de cristal que compone el restaurante.

Les Cols es un complejo compuesto por una masía catalana tradicional que aporta un elemento estructural envolvente y cálido; un excelente restaurante, galardonado con un par de estrellas Michelin desde hace ya unos años, que ha hecho de la simplicidad su leitmotiv y cinco pabellones de cristal, que de algún modo se asemejan a una usagi-goya japonesa. Cada uno de estos pabellones de cristal es una habitación completamente aislada del exterior, para garantizar la intimidad de los que se hospedan en él, y que permite – y fuerza de algún modo – a hacer una auténtica comunión con el maravilloso entorno de La Garrotxa gracias a  su integración con el medio.
Un mueble único que sirve de cama de noche y de asiento de día. Una ducha de lluvia sobre piedras de río y una piscina a temperatura constante. El desayuno de productos de la zona.
Dormir en uno de los Pabellones de Les Cols no es una experiencia hostelera común, en la que impere la comodidad; en palabras de sus regentes es una experiencia de vivac de lujo. Ausentes de cualquier artificio, los pabellones cuentan únicamente con una cama como mueble, un discreto armario imperceptible aparentemente y una preciosa zona de baño – spa para extender la experiencia de la observación de los cambios de luz y las estrellas al agua además del cristal.
Imagen de La Fageda d'en Jorda en otoño.

Se trata, de cualquier modo, de una experiencia única y compleja, pero sin duda inolvidable. En nuestro caso la completamos experimentando la gastronomía local a través del Restaurante Les Cols, un ejemplo de cocina de sostenibilidad que se concentra alimentos locales y de estación, integrándose también así con el entorno.

 ¿Conocíais este pequeño rincón de mundo? ¿Qué os parece la experiencia?

-          English version

 If I recall correctly, a few months ago in my blog and in Santa Eulalia’s blog too, I shared with you the montage I had to prepare for my fiancée’s birthday a year ago. As I said, the outcome was rather satisfactory, particularly to him – he loved the present. As per myself: not so much, as this entailed additional pressure for this year’s celebration.
Several days thinking brought me to the conclusion that what he really needed this year was an experience, something unique, and quite frankly I believe I outdid myself. I decided to get our asses far from the city and booked a complete stage at “Les Cols”.

Les Cols is certainly a unique hosting facility. I dare saying that it might be the solely one where you actually experience sleeping outdoors with all the luxuries of being actually indoors. The complex has an awarded restaurant that focuses in gastronomic sustainability, along with five glass pavilions. These pavilions are completely isolated one from the other – one should always keep some privacy – and they lack of any furniture other than a rather comfortable bed. Entirely made of glass, they also have an spa are to extend the experience of observing the stars and the lights from the bed to the water.

Did you know this existed? Does it sound appealing?

5 comentarios:

Urbanmanbas dijo...

Indudablemente un lugar único y la experiencia debe haber sido maravillosa...
Abrazo y buen finde
Germán

http://urbanmanbas.blogspot.com.ar/

josep-maria badia dijo...

Un lloc preciós, gràcies per recomanar-lo. La zona de la fageda és fantàstica i complementar la visita amb aquest hotel ha de ser massa.

http://sensecorbata.blogspot.com.es/

Josemaria Torres dijo...

Increíbles las fotografías y los lugares, yo estoy empezando un blog de moda masculina y me gustaría hacer una relación entre arquitectura y moda. Te sigo y espero que te pases por mi blog, la ayuda de expertos siempre será bien recibida. Un saludo

laeleganciatieneunprecio.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hi there, just became alert to your blog through Google, and
found that it is really informative. I'm gonna watch out for brussels. I'll be grateful if you continue
this in future. Lots of people will be benefited from your writing.
Cheers!

my web site; Adorna Breast Enhancements

Anónimo dijo...

Awesome! Its in fact awesome post, I have got much clear idea about from this
post.

http://11.noonptm.com/modules.php?name=Your_Account&op=userinfo&username=EzekielDo

Check out my webpage - Hydrellatone