jueves, 26 de julio de 2012

Un nuevo hombre en Tiffany & Co


(English version at the end)


La entrada de Tiffany and Co no podía ser más solemne, no os parece?
Hay quien asegura que durante los meses de verano no sucede nada interesante; que nos aletargamos con el calor y las horas de sol, y en general yo os daría la razón. Hace unos días, no obstante, en plena ola de calor mesetera, recibí una de esas proposiciones a las que simplemente uno no puede negarse, ni aún que quisiera, que además no era el caso.

No hay muchas cosas que alegren tanto como la cajita turquesa
Tiffany’s, con mucho atino debo añadir, ha decidido apostar por el mundo de los blogs y ha seleccionado a unos embajadores de la marca, entre los que tengo el privilegio de hallarme.  ¡¡Tachán!! ¿Cómo os quedáis? Más especial resulta la noticia, si cabe, si tenéis en cuenta que su apuesta también incluye, por lo tanto, a los hombres de este país, que tienen un amplio rango de productos a su alcance.

No creo que deba insultar a vuestra inteligencia intentando explicaros ni qué es Tiffany & Co, puesto que su nombre ha sido durante lustros sinónimo de lujo y buen gusto en el mundo entero; ni subrayando la dimensión de esto que, como podréis comprobar en breve – estad atentos que vienen más sorpresas - , es sencillamente colosal; simplemente, quiero haceros partícipes de la emoción que me embarga en uno de esos momentos en los que el ego no me cabe en el pecho.

Mis gemelos, tienen más de 15 años y están perfectos.

Hace unos años mi tía Mercedes fue a Nueva York, en aquel entonces uno no podía comprar estas piezas en España, y me regaló unos preciosos gemelos que aún atesoro. En ese viaje, recuerdo, se probó un espectacular collar de perlas que cuando preguntó su precio al atento dependiente resultó valer casi 50.000 dólares. Mi tía, con mucho estilo eso sí, se dejó el collar aduciendo que estaba fuera de su presupuesto y el dependiente, que tenía muchas horas de vuelo contestó: “para eso está el caballero”, señalando a mi tío que se hacía el orejas.

¿Qué habrá en cada cajita?
Vosotros, no os preocupéis. Yo no os atosigaré a sol y a sombra para que hagáis una inversión en joyería duradera y de calidad por un módico precio; ni tampoco haré una oda a cada uno de sus productos porque no lo necesitan francamente. Simplemente veréis que la vida de un hombre actual también puede incluir a Tiffany’s y que este mundo hemos venido a mucho más que a pagar la cuenta.

¿Qué os parece?¿Qué pensáis de la joyería para hombre?
- English version
People say that summer is a slow time for business, mostly due to the unbearable heat and the fact that no one is ever around. I must say that this warm-as-hell July has proved us all wrong. I’ve just been rewarded with such a treat I couldn’t resist to tell.
Tiffany’s has recently decided to endorse the blogging world and has picked ten bloggers as brand ambassadors in Spain. Lucky me, I’m one of them. How about that? It’s even a more peculiar new when considering that it actually entails that they also go for the male segment, which actually has a wide range of products to choose.

I don’t find necessary to introduce who Tiffany & Co is – this brand has been a synonym for luxury and taste for roughly two centuries. There is also no need to point out that this is a major thing for me, it is certainly obvious plus you’ll have the time to see it for yourselves – beware, more surprises to come -. It’s just that I felt the urge of sharing such joy wit you guys; can you blame me?
A while ago my aunt was in New York and as a present gave me a pair of cufflinks from Tiffany’s that I still treasure. That very same trip, while she was treating me, she tried on a pearl necklace that was priced over $ 50,000. The minute she realized, she mildly took it off and gave it back to the gentle salesman whilst highlighting the fact that was ‘a bit out of her range’.  He subtly pointed my uncle and said: “that is precisely what the gentleman is here for, isn’t he?”

Don’t you worry now! After all, I won’t suggest you invest your savings in a durable jewel nor will I highlight all the beauty in their products, it is really unnecessary. I’ll just show you how a modern man fits into Tiffany’s style and has much more to do than pay the bill.

What do you think? What’s your view on men’s jewellery?

martes, 10 de julio de 2012

Eau d'Issey Sport, subiendo un escalón


L’Eau d’Issey de Issey Miyake fue de los primeros perfumes que yo usé, en gran medida debido a que mi madre, que tiene un olfato sobrenatural atormentado por los excesos aromáticos de mi santa abuela, lo consideraba lo suficientemente sutil como para que yo me lo plantase cada día por mi cuello;  pocas cosas incomodan más a una madre que ver a un hijo atentando contra esos principios que una jura solemnemente cumplir.
El nuevo envase de Issey Miyake Sport me parece un bonito guiño a mi juventud, ¿será que me he vuelto mayor?
El caso es que usar ese perfume me permitió, en aquellos maravillosos años, subir unos peldaños en el escalafón social de mi colegio, en el que no me avergüenza decir, yo estaba muy, muy abajo. Un chico que en aquella época no olía igual que todos – a sudor o a las dos colonias conocidas – era sinónimo de alguien con buen gusto y savoir faire. En fin, un temprano retrato de mi yo más genuino.

Quien me iba a decir en aquellos años de pupitres y plumieres, que años más tarde recibiría gentileza de la casa un frasco de su nueva colonia: L’eau d’Issey SPORT. Se trata de una fragancia mucho más ácida que mi recuerdo de su predecesora, pero igualmente fresca y sutil, gracias a la combinación de bergamota y pomelo.
Una extraordinaria campaña de comunicación la de Issey Miyake Sport haciendo alusión a deportes extremos y tan, tan apetecibles!
El envase, que antes tenía un cristal ahumado muy oriental y una forma muy característica, es una réplica deportiva del predecesor con el efecto de unas gafas de espejo, y que más fácilmente puede transportarnos a un retiro en los Alpes que a Yamaguchi.

Sea como fuere, no me cabe duda que si en aquellos años de deporte de competición y hormonas en erupción, Issey Miyake Sport me habría mantenido un peldaño más, arriba un poco más de tiempo: al fin y al cabo, es un perfume más duradero y masculino.

¿Conocíais l'Eau d'Issey Sport?

lunes, 2 de julio de 2012

Un día en los Hamptons con Baume & Mercier


El nuevo microsite de Life is about moments, el claim de la marca.
(English version at the end)

Imagina que vives en una ciudad de calor sofocante en pleno azote veraniego, alejada del sonido del mar y del olor a sal que tanto apaciguan tu carácter, y que recibes una invitación a pasar un día al estilo “Hamptons” de la mano de la célebre firma de relojería suiza Baume & Mercier, cuál sería tu respuesta? Bien, me parecía. Pues la mía fue exactamente la misma: “¿Cómo me lo iba a perder?”


No me digáis que no son preciosos!

El evento de presentación de la nueva línea de comunicación de Baume et Mercier que se basa en el estilo de vida de los Hamptons, emuló a la perfección lo que cualquier que haya puesto un pie en semejante rincón del mundo podría esperar: la sofisticación europea pero con la ausencia de pretensión del nuevo continente. Y que coincide, además, con la línea de relojes que tan hábilmente comercializa esta casa.
Disfrutando de un almuerzo en el jardín.

Y es que tanto la línea Hamptons como mi favorita, la Capeland, tiene unas líneas finas, sofisticadas pero no ostentosas; con movimientos precisos y lujosos materiales que fácilmente podemos introducir en nuestro día a día, sin temor a ser asaltados por nuestros suntuosos complementos al cruzar una calle oscura. Algo que a día de hoy, conviene tener presente.
Aquí está mi favorito de los que pude ver, la linea Capeland, concretamente amo el 10005!

El evento, no podía ser de otro modo, transcurrió en una preciosa casa no muy alejada del bullicioso centro de la capital pero en la que el tiempo parecía detenerse, por más relojes que se empeñaran en marcarlo; algo así como los Hamptons, vamos! Un auténtico oasis de relajación y buen gusto en el que poder sumergirse fácilmente, y encontrar el equilibrio que tanto necesitamos. En mi opinión, todo un acierto, la verdad…o ¿es que puede haber un concepto más suizo que la neutralidad y el equilibrio de los Hamptons?
¿Qué totales con los sombrero Panama no?

¿Qué os parece el concepto?¿Os gustan sus relojes? No os perdáis el resto de las imágenes aquí

- English version

Imagine for a minute that you live in a dry and warm city, far away from the seaside, and you receive an invitation to spend a day Hampton’s style, hand in hand with the Swiss watchmaker firm Baume & Mercier, what would you say? I guessed so, I just said the same thing: “Count me the hell in!”

This tasteful event was to introduce us the new communication concept for Baume et Mercier’s products which is based in the lifestyle at the Hamptons, and they managed not only to let us know what that entailed but also to reproduce such style in Madrid. They mixed the European class with the American austerity. Just as much as in their collection.

Most of their watches, both the ones in the Hampton or the Copeland collection along with many others, follow this concept: they have simple but sophisticated lines, yet they are not as over-elaborated as many other pieces of European products. Quite as Switzerland itself if you ask me: neutral, convenient and classy. Could it be any better?

Do you like the concept? What about the portfolio? See the rest of it right here