miércoles, 19 de diciembre de 2012

Mis deseos navideños del 2012


(English version follows)

Se ha convertido en una pequeña tradición para mi, y aunque intente engañarme a mi mismo diciéndome que esto lo hago por daros ideas para regalar, debo reconocer que en realidad es un último hálito de esperanza de que alguno de estos pequeños e insignificantes detalles caiga en mi poder para empezar el 2013 como está mandado.

Por supuesto, pido paz en el mundo, amor, salud y demás pero eso no puedo dibujarlo en un fondo blanco así que me perdonaréis que vaya a por temas más prosaicos. Nuevamente, por si teníais duda, os invito a que me regaléis cualquier cosa de la lista, seguro que así acertaréis.

  1. La famosa cazadora bicolor de Burberry Prorsum. Me lo he pensado mucho y la quiero en azul, no por que vaya a combinar con mis ojos, más que nada que en Cataluña tenemos un dicho “qui a res li escau posa-li blau”, algo así como que el “si nada te queda bien, ponte algo azul”.
  2. Los zapatos Fernando de Monge. Sigo soñando con ellos e imaginándome mil y una combinaciones con mi ropero actual – y futuro. Ay, Fernandito, qué bien nos llevaríamos tú y yo.
  3. Un e-book de SONY. Aunque la ecología contribuye, la razón principal es que estoy harto de libros que desafían la resistencia humana al peso. Basta ya! Lo quiero todo digital e ingrávido.
  4. Señores de Girard-Perregaux: Qué os cuesta mandarme esta última maravilla de la relojería llamada Sea Hawk? Con lo bien que iría yo con él por todas partes, me comprometo a convertirme en hombre anuncio si es necesario, o a vestirme con un batiscafo si se tercia. ¿Qué?¿Sí?
  5. Una estancia en el Hotel Mandarin Oriental de Barcelona, que desde que he probado la casa no concibo dormir en ningún otro lugar. De hecho, si es posible, me traslado a vivir a una habitación modesta de las vuestras.
  6. El look completo de Santa Eulalia para este invierno, pero especialmente la cazadora de Moncler Gamme Bleu, que me tiene el corazón robado y con el frío de Madrid la necesito como el comer.


Y vosotros, puestos a soñar ¿qué os pedís? 
Hablando en serio: FELIZ NAVIDAD A TODOS.

- English version

It is quite a tradition for me, to elaborate this rough wish list for Christmas. I must confess is not quite an intend of inspiration but rather a lame attempt to get some of them, truly. Anyway, I do care for love, health and peace, but one can’t really put the on picture, can I? Thus, my apologies if one sounds to mundane.

  1.  I want the blue Burberry Prorsum leather jacket. In fact, I need it.
  2.  Really, those Fernando shoes by Monge are stunning and I can totally picture myself with them.
  3.  A SONY e-book please! I’m done lifting heavy books, seriously, I rather be dumb as an ass.
  4.  Speaking of need: get this clear: Girard – Perregaux Sea Hawk. Oh dear, would I cross some lines for this.
  5.  A complete stay at Barcelona’s Mandarin Oriental. Once you go to a Mandarin Oriental there is no coming back. Beware: I could also live in for a reasonable price.
  6.  The whole outfit looks stunning to me, Santa Eulalia did a great job but if I had to pick just one thing, if I really had to, I’d get the Moncler Gamme Bleu jacket. Wouldn’t I look adorable in it? I sure will.


Shall we dream together? What would you like?
Now really: Merry Christmas to you all!

domingo, 16 de diciembre de 2012

Christmas at Tiffany's


¿Suena glamuroso, el título, verdad? Pues lo cierto es, no puedo negarlo, que lo fue bastante. Imaginad lo siguiente: una exquisita joyería repleta de preciosas obras de orfebrería; sumadle a algunos de vuestros amigos más íntimos y compañeros de fatigas diversos y cerrad el círculo con un delicioso catering sumergido en cubos de champagne a una escasa semana de empezar la Navidad. Pues esto me pasó hace unos pocos días.

La verdad es que se trataba de una fiesta muy emotiva para mi: por un lado podía desear a mi gente – que me gusta a mi ponerme en plan Clan Flores – unas felices fiestas, unos pocos días antes de que comenzara la tradicional diáspora y, por el otro, cerrar una colaboración que empezó este verano con una firma a la que como sabéis tengo especial aprecio.

En mi primer post sobre esta colaboración os hablaba de una anécdota que le había sucedido a mi tía en un viaje a Nueva York, del que me trajo además un detalle precioso de Tiffany & Co: unos gemelos de la colección “Return to Tiffany”.  Me pareció muy interesante que en esta merienda – clausura, hicieran un pequeño alto en el camino para hablarnos precisamente de esta colección.

Y es que según parece ésta colección apareció a raíz de una petición de unos marines que pidieron un centenar llaveros grabados con la nota “Please Return to Tiffany & Co” seguido de un número correlativo, con la esperanza de que si alguien perdía las llaves, un buen samaritano las devolvería a la tienda en las que podrían vincular el llavero con su legítimo dueño.

Debido al éxito de la colección y a su actual volumen de ventas, hoy los llaveros ya no pueden relacionar-se con el propietario, así que si perdéis las llaves y alguien las devuelve, no podrán dar con vosotros. Pero hay su lado positivo: es más difícil que entren en casa, que visto lo visto no sé qué es lo más probable.

¿Conocíais la anécdota?¿Os gusta esta colección? ¿Cuál es vuestra opinión de las joyas en general?

- English version

Sounds glamorous, right? It certainly was. This week we had a little gathering at Tiffany’s. It was a very quiet and private event at their flagship store in Madrid for a few people. An excellent opportunity to meet some of my closest friends and pals, and wish them merry Christmas before the exodus begins.

It also was the perfect ending for my partnership with Tiffany & Co, that started roughly six months ago, and of which I’m very proud. When I started this collaboration, I shared with you a family anecdote. It happened to my aunt in a trip to New York, and out of her days in the states I got some lovely “Return to Tiffany” silver cufflinks.

Well it seems just right to end this lovely cycle by sharing another story related to this precise collection. It started as an odd inquiry from some sailors that ordered a hundred key rings where one could read “Please return to Tiffany & Co” plus a number. Should someone find those keys, by bringing them back to Tiffany they could link this number to the legitimate owner.

Right now, due to the real size of the brand and this particular collection, this is no longer a possibility. And I can’t help but wonder whether we should pity this – one can only hope we’ll find a Good Samaritan – or be thankful for it– no one will know where to find the door that such keys open -.

Did you know the story? Do you like this collection? Do you have any interest in jewellery?

lunes, 10 de diciembre de 2012

RUN BABY RUN: Zapatillas únicas en Madrid

Aquí podéis ver algunas de las obras de arte de las paredes, y del sofá todo en damasco dorado. Decidme que preferís un espacio más aséptico, si tenéis valor!

Hace una semana escasamente, se inauguró una pequeña tienda en el céntrico José Abascal. Se trata de una nueva aventura empresarial de un buen amigo y visionario, Mario Díez, quien unió su pasión por el deporte –no en balde es uno de los mejores entrenadores de Madrid – y su vasto conocimiento del calzado deportivo para crear un nuevo templo dedicado a las zapatillas de deporte: Run Baby Run.
Hay zapatillas para todos los gustos, sí, y tamaños!
Ubicado en el corazón de Madrid, justo en frente del Metropolitan de Madrid, Run Baby Run es un concepto totalmente rompedor. Situado en lo que antaño fuera una selecta champagnerie, el espacio está exquisitamente decorado con preciosas telas estampadas recubriendo sus paredes y extraordinarios murales de Manolo Campoamor, alejándose de la tradicional tienda de deporte.
Algunos de los modelos más exclusivos de NewBalance, Asics o Nike los podréis encontrar en Run Baby Run.

Pero no son sólo los cuadros los que adornan la tienda, las propias zapatillas se convierten en objeto de culto porque la verdad es que hay mucho donde elegir, sin perder ni un ápice de estilo. La tienda cuenta, además,  con dos pisos para la exposición de estas exclusivas deportivas, gran parte de las cuales sólo podremos encontrar ahí, a parte de cómodos sofás y zonas privadas para la clientela más exigente.
Qué os parece el resultado de la personalización? No me digáis que no es total!
A parte de contar con un stock sin parangón, y con un asesoramiento de primer nivel y un hermoso local, Run Baby Run ofrece otros servicios interesantes como la personalización de las zapatillas – y no me refiero a que le cosan una etiqueta, no, ellos lo traen personalizado de fábrica – que personalmente me parece un toque distintivo muy muy interesante.

¿Conocíais ya esta pequeña joya de Madrid? ¿Sois fanáticos de las zapatillas?

-          English versión

Roughly a week ago, still smells like new, a little shop opened its doors in Jose Abascal, right at the core of Madrid.  It’s the new business venture of my good friend and entrepreneur, Mario Diez, who decided to combine his passion for sports – he is one of the bests PTs in Madrid – with his vast knowledge of the sneakers world, to create a new temple for its devotion. Remember the name fellas: Run Baby Run.
Run Baby Run’s concept is quite unique. To start with, the space is exquisitely decorated and in its walls one can see Manolo Campoamor’s murals. But it’s not just common art what we can find hanging on the walls, the main shoes become an object of adoration. Some models should be considered as art indeed.

Aside from the beautiful space, and the spectacular service on gets, they also have some exclusive models and value added services such as the shoe personalization – the result is not a grotesque name tagging exercise, it’s more of a one-of-a-kind design customization -.
You might be used to get all this in your countries my friends, but trust me this is certainly new for us, and hopefully will last long enough for us to enjoy it.

Did you know this retailer? Are you sneaker fans?

Run Baby RunJose Abascal 53, Madrid